Medicina Biológica UNA Opción

EN EL TRATAMIENTO DE ENFERMEDADES CRONICO-DEGENERATIVAS.

Terapia-biológica-detiene-el-avance-de-la-artritis

 La ciencia suele ir marcando las pautas y dirección hacia donde dirigir los pasos de los terapeutas, pues muchas veces no encontramos los resultados esperados con los tratamientos convencionales empleados en la medicina ortodoxa.

l_medicinaBiologica

Ejemplos de estos tenemos muchos, sobre todo en enfermedades crónicas que se tornan degenerativas  por la discapacidad que ocasionan en los pacientes portadores de las mismas, como ejemplos tenemos la:diabetes mellitus, artritis reumatoide, esclerosis múltiple, poliomielitis, fibromialgia, fatiga crónica síndrome post polio,osteoporosis entre otras muchas.

Con este panorama en mente y por iniciativa completamente individual, he buscado otras opciones que a mi (Esther Liliana Marasco Garrido)me hay ayudado y es por ello que deseo compartir por este medio algo de ello con Uds.

Hemoglobina22

La medicina alternativa, también llamada medicina biológica, es un enfoque del arte médico de curar que tiene como postulado principal el que el organismo humano posee dentro de sí los medios y recursos inmunobiológicos necesarios para mantenerse sano, pero dentro del agitado esquema de vida que impone nuestra sociedad actual, esos medios se ven con mucha frecuencia ampliamente rebasados y es entonces cuando aparece lo que llamamos enfermedad. la llamada comida rápida, si bien satisface el hambre, no nutre correctamente y el estrés de la vida diaria provoca que las reservas de minerales y vitaminas y otros factores necesarios para mantenernos sanos no se repongan con la misma velocidad con la que se utilizan, esto lleva a situaciones que comprometen seriamente la salud.

Suele ocurrir que cuando se acude a un profesional de la atención a la salud buscando ayuda, únicamente se prescriben medicamentos que suprimen los síntomas y no resuelven el problema de fondo.Cuando esta condición persiste por un tiempo, ello conduce a la aparición de enfermedades crónicas las cuales a su vez se tornan degenerativas.Ejemplos de estos tenemos muchos, sobre todo son muy preocupantes aquellas afecciones que ocasionan discapacidad en las personas que las padecen.

Como ejemplos tenemos la:diabetes mellitus, artritis reumatoide, esclerosis múltiple, poliomielitis, fibromialgia, fatiga crónica síndrome post polio, osteoporosis, entre otras muchas.

La medicina biológica me ha dado una gran esperanza al mejorar mi calidad de vida, ya que es un enfoque médico eminentemente holístico, es decir, a diferencia del modelo médico que prevalece actualmente, el enfoque biológico, abarca la totalidad del individuo tanto en la esfera mental, corporal y hasta espiritual con lo cual se pretende orientar los esfuerzos curativos en un contexto individualizado basados en la premisa de que todos somos diferentes y también lo es la manera en que nos enfermamos.

Si bien en algunos casos existe una clara alteración anatómica y patológica permanente, la medicina biológica permite el alivio o modulación de algunos síntomas de forma muy ostensible y con un bajo riesgo de generar efectos colaterales indeseables como ocurre muy frecuentemente con el empleo de medicamentos de patente.Permiten aliviar muchas molestias de forma casi “milagrosa” siendo mucho mas tolerable para quienes tenemos estos padecimientos.

Sabemos que la gran mayoría de los principios activos de todos los medicamentos de patente están de forma natural en las plantas, minerales y el agua y que además al administrarlos de forma natural se incorporan mucho mas fácilmente al organismo y sin causar reacciones secundarias o efectos indeseados, este es uno de los principios básicos de tratamientos basados en el enfoque holístico de la medicina biológica,sabemos además que el organismo tiene la capacidad de mantener la salud de una persona saludable, pero igualmente, tiene la capacidad de autocuración y que solo requiere el aporte de algunos elementos necesarios para ello. es por esta razón que la estrategia inicial de casi cualquier tratamiento incluye un proceso de desintoxicación y drenaje de metabolitos indeseables acumulados en el cuerpo, para, en una etapa posterior intentar algún proceso regenerativo biológicamente factible.

La herbolaria nos provee un excelente método de desintoxicación del organismo, la hidroterapia un método de drenaje de toxinas, que además es muy económico. tiene la gran ventaja de preparar el organismo para beneficiarse de tratamientos que existen hoy en día y son empleados en medicina biológica, como por ejemplo,

Terapia Neural Huneke, ozonoterapia, homeopatía, naturopatía, proloterapia, medicina ortomolecular, terapia antihomotóxica según Reckeweg, terapia celular según Niehans, autohemovacunación, osteopatía, magnetoterapia, sueroterapia, electroacupuntura y varias más.

Por otra parte, existen otras terapias muy importantes orientadas principalmente a la armonización energética,como por ejemplo la acupuntura clásica china, aromaterapia, Reiki, cromoterapia, musicoterapia, meditación, etc.

Yo estoy convencida que la ortodoxia en poco tiempo aceptara estos métodos “alternativos” además de la medicina alópata, como un opción viable para ayudar a mejorar la calidad de vida de todos aquellos enfermos que hasta ahora no han encontrado en la medicina convencional u ortodoxa una manera de mejorar su estado de salud y calidad de vida.

Si tiene interés en conocer más acerca de algunos tratamientos basados en el enfoque de la medicina biológica y que se aplican con éxito en afecciones como síndrome de post polio, fibromialgia, artritis, diabetes, osteoporosis, depresión, o bien, siendo Ud. una persona dedicada al cuidado y atención a la salud tiene la inquietud de aprender de manera seria y científica alguna de las terapéuticas antes mencionadas busca expertos en la medicina biológica.

Autor. Esther Liliana Marasco Garrido. Se requiere autorización del autor para su publicación.©®

Publicado en Artículos Nuevos, Medicina Biologica, Sabías qué? | Etiquetado , , | Deja un comentario

Un estudio más NO encontró vínculo entre las vacunas y el autismo

El resultado aplicó hasta para niños con riesgo de este trastorno en el desarrollo
Traducido del inglés: miércoles, 22 de abril, 2015
Imagen de noticias HealthDay
Temas relacionados en MedlinePlus
Inmunización del niño
Seguridad de los medicamentos
Trastorno del espectro autista
MARTES, 21 de abril de 2015 (HealthDay News) — Un estudio más no encontró evidencia de que la vacuna contra sarampión, paperas y rubeola (measles-mumps-rubella, MMR) aumente el riesgo de autismo, incluso entre los niños que tienen un riesgo genético más alto.

Los expertos dijeron que los resultados, reportados en la edición del 21 de abril de la revista Journal of the American Medical Association, deben tranquilizar a los padres, particularmente aquellos que ya tienen un hijo con autismo.

La teoría de que las vacunas MMR aumentan el riesgo de autismo tiene sus raíces en un pequeño estudio realizado en 1998, el cual poco tiempo después fue descartado como fraudulento. Desde entonces, numerosos estudios internacionales no han encontrado evidencia de que las vacunas ayuden a detonar el autismo.

Aun así, algunos padres siguen preocupados. Y los que ya tienen un hijo con autismo parecen estarlo aún más.

“La investigación ha mostrado que los padres que tienen hijos con trastornos de espectro autista son más propensos a retrasar la aplicación de vacunas para sus hijos más jóvenes”, dijo el doctor Bryan King, investigador de autismo de la Universidad de Washington en Seattle.

“Básicamente, esperan hasta que el desarrollo haya terminado, y todo indique que su hijo no será afectado (por el autismo)”, dijo King, quién escribió un editorial publicado con el estudio.

Pero retrasar la aplicación de las vacunas recomendadas pone a los niños en riesgo de infecciones potencialmente graves, dijo la doctora Anjali Jain, líder del estudio e investigadora del Grupo Lewin, una empresa de consultoría de salud en Falls Church, Va.

La doctora Jain señaló el más reciente brote de sarampión en los Estados Unidos como ejemplo. Este año, 162 personas han sido contagiadas en brotes a través de 19 estados y Washington, D.C., de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (U.S. Centers for Disease Control and Prevention, ).

Las autoridades de salud culpan por la reaparición de la enfermedad, en parte, a los padres que deciden no aplicar o retrasar las vacunas de sus hijos.

En años recientes, los Estados Unidos han visto un aumento en los trastornos de espectro autista, o TEA (ASDs, Autism Spectrum Disorders), un grupo de trastornos en el desarrollo del cerebro que afectan el comportamiento del niño así como su habilidad para comunicarse y socializar. Los más recientes cálculos federales dicen que uno de cada 68 niños tiene alguna forma de trastorno de espectro autista. Estos varían ampliamente en gravedad: algunos niños tiene problemas relativamente moderados con las interacciones sociales, mientras que otros son incapaces de hablar y se enfocan en un número limitado de comportamientos repetitivos.

Se sabe que los genes hacen a ciertos niños más vulnerables al autismo; es por esto que los niños que tienen un hermano mayor afectado por este trastorno tienen un riesgo más elevado que el promedio. Pero los expertos creen que los factores ambientales también juegan un papel.

Una teoría, dijo King, es que se necesita un “triplete”, es decir genes, más un detonador ambiental que se presente durante una ventana de tiempo particular en el desarrollo del cerebro.

Pero con base en años de investigación, la vacuna de MMR no es el detonador, de acuerdo con los expertos en la salud. “Todos los estudios que han investigado esto, con todas las estrategias que han usado, no han encontrado señal alguna”, dijo King.

Los nuevos descubrimientos están basados en expedientes de las aseguradoras correspondientes a alrededor de 96,000 niños estadounidenses con un hermano o hermana mayor; 2 por ciento tenían un hermano o hermana mayor con un trastorno de espectro autista.

De los niños con un hermano afectado, 7 por ciento tenían un trastorno de espectro autista, comparados con poco menos del 1 por ciento de los demás niños. Sin embargo, no hubo evidencia de que la vacuna de MMR elevara el riesgo de autismo en alguno de los grupos de niños, dijo Jain.

Entre los niños con hermanos afectados, los que habían recibido una dosis de MMR antes de los 2 años eran de hecho 25 por ciento menos propensos a ser diagnosticados con un trastorno de espectro autista, según encontró el estudio. Las probabilidades eran aún más bajas entre aquellos que recibieron dos dosis antes de los 5 años.

Entonces, ¿la vacuna de la MMR de hecho “protege” contra el autismo? Probablemente no, dijo King. Es posible que algunos padres que hayan notado retrasos en el desarrollo en sus bebés opten por no vacunarlos, por ejemplo.

“Pero podemos decir que la vacuna no estuvo asociada con un incremento en el riesgo de niños con y sin hermanos afectados”, dijo King.

Jain coincidió. “Espero que esto tranquilice a los padres”, dijo.

De acuerdo con King, es natural que los padres con un niño que tiene autismo quieran reducir el riesgo para sus hijos más jóvenes.

“Todos creen que deben haber factores ambientales que contribuyan al aumento exponencial de TEA que hemos visto”, dijo. “Pero no entendemos cuáles son todavía”.

A pesar de eso, los investigadores están encontrando pistas. Y cada vez aumentan más las sospechas de que el desarrollo prenatal del cerebro es el periodo más crítico, dijo King.

Él señaló un estudio publicado la semana pasada, en el cual los investigadores encontraron que en un grupo de más de 322,000 niños, el riesgo de autismo fue elevado entre aquellos cuyas madres tuvieron diabetes relacionada con el embarazo en el primero o segundo trimestre.

King resaltó que todavía no está claro lo que eso quiere decir, pero denotó que algunos de los genes vinculados con el autismo también están involucrados en la regulación de insulina, la hormona que controla el azúcar en la sangre que deja de funcionar cuando se tiene diabetes.

De acuerdo con King, estudios como esos están abriendo nuevas ideas sobre los potenciales factores ambientales de riesgo para el autismo al mismo tiempo que otros están “cerrando la puerta” a la teoría de la MMR.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTES: Anjali Jain, M.D., gerente consultora, Lewin Group, Falls Church, Va.; Bryan King, M.D., profesor, psiquiatría y ciencias del comportamiento, Universidad de Washington, Seattle; Journal of the American Medical Association, 21 de abril de 2015

Publicado en Artículos Nuevos, Lo qué te intereza saber, Sabías qué? | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Cincuentenario de la vacuna Salk Dr. Jesús Kumate

Boletín médico del Hospital Infantil de México
Print version ISSN 1665-1146
Bol. Med. Hosp. Infant. Mex. vol.62 n.4 México Jul./Aug. 2005 Editorial Cincuentenario de la vacuna Salk. Salk vaccine fiftieth anniversary

Dr. Jesús Kumate

El terror estacional de los padres y niños en el mundo industrializado terminó el 12 de abril de 1955, cuando el profesor Thomas Francis, del Departamento de Epidemiología de la Escuela de Salud Pública, Universidad de Michigan en Ann Arbor, anunció que la vacuna anti poliomielitis con virus inactivados era: efectiva, inocua e inmunogénica.

Desde el 11 de abril de 1954 a marzo de 1955 se había realizado un ensayo clínico de la vacuna trivalente en niños escolares del primero al tercer grado de escuelas públicas de Estados Unidos y ensayos simultáneos en Canadá y Finlandia.

Un ensayo fue doble ciego, aleatorio en 221 998 alumnos de segundo año, que recibieron tres dosis de vacuna en los tiempos cero, primera y quinta semanas del inicio y 321 315 niños de primero y tercer año, a los que se administró un placebo en los mismos tiempos que los vacunados.

Un grupo de 749 326 alumnos de primero, segundo y tercer año recibieron alternativamente vacuna o placebo:

Durante el estudio se cultivaron 426 cepas de poliovirus: 238 (55.9%) serotipo 1,53 (12%) serotipo 2 y 135 (31.7%) serotipo 3. La protección vacunal según el serotipo fue:

68% para el poliovirus 1

100% frente al poliovirus 2

92% versus el poliovirus 3

94% ante las formas bulboespinales

80% global versus los tres serotipos.

El número de casos registrados en 1954 fue similar a los informados en el lapso 1949– 1953.

El desarrollo de la vacuna Salk fue la culminación de una historia de observaciones clínicas, epidemiológicas, biomédicas y tecnológicas a lo largo de 33 siglos.

• Una estela egipcia de la XVIII dinastía muestra a Roma, sacerdote de la diosa Astarté, con secuelas de polio;

• Galeno en el siglo II d.C. distinguía entre pie equino congénito y el adquirido;

• Monteggia en 1813 describió debilidad de los miembros inferiores desde la fase aguda hasta la discapacidad crónica;

• Jacob von Heine en Prusia, 1840, describió un cuadro clínico de parálisis arrefléctica en miembros inferiores, asimétrica sin trastornos sensoriales;

• Charcot y Joffroy en 1855 confirman atrofia de las astas anteriores de la médula señalada anteriormente por Camil;

• Vulpian en Francia, 1870, describió el cuadro clínico tal como se conoce actualmente; infería que la enfermedad era infecciosa localizada a un segmento limitado de la médula espinal;

• Oskar Medin en Estocolmo, 1887, informa de 44 niños con un cuadro de diarrea, fiebre y malestar general que evolucionó a parálisis de los miembros inferiores. Un cuadro semejante en 20 niños observados siete años antes en un poblado del norte de Suecia le hizo proponer la etiología infecciosa del brote epidémico;

• Kart Landsteiner, Erwin Popper y Constantin Levaditi inocularon i.p. a un babuino y a un mono rhesus con el extracto filtrado de la médula espinal de un niño fallecido por poliomielitis; al cuarto día postinoculación el babuino murió y el mono rhesus presentó parálisis del tren posterior La inoculación posterior del rhesus resultó inocua;

• Frank M. Burnet y Jean Mac Namara encuentran dos serotipos de polivirus en 1931;

• Maurice Brodie y William Park usan preparaciones tisulares infectadas “inactivadas” con ricinoleato o formol y las aplican a mas de 3 000 niños con resultados catastróficos: parálisis y fallecimientos en varios casos;

• Hasta 1949 la investigación de poliomielitis requería monos rhesus para probar la neurovirulencia de cada cepa del serotipo en estudio; impráctico, costoso y difícil por el manejo de los monos. Como fuente de virus para vacuna imposible, dado el escaso rendimiento de las médulas infectadas;

• John Enders,Thomas Weller y Frederick Robbins en 1949 publicaron en Science 109:85– 7, “Cultivation of the Lansing strain of poliomyelitis virus in cultures of various human embryonic tissues”. Por primera vez se cultivaba un poliovirus en tejidos no– neurales,con rendimientos casi astronómicos: 1015, posteriormente simplificaron el medio de cultivo, descubrieron el efecto citopatogénico y encontraron, como lo había señalado Theiler en 1937 con el virus de la fiebre amarilla, los “pases” subsecuentes, atenuaban la neurovirulencia en monos rhesus.

El cultivo en tubos de ensayo y la titulación en placas eran la sustitución de cientos de monos y la dilución de los sueros en estudio sustituyó a los monos. Estaban dadas todas las condiciones para producir una vacuna efectiva, el resto sería una tarea tecnológica. Con toda justicia se les adjudicó el Premio Nobel de Medicina y Fisiología de 1954.

• David Bodian en 1949 descubrió el tercer serotipo de poliovirus;

• W M. Harmmon y col., en 1953 demostraron la efectividad profiláctica de la globulina gamma; sin posibilidad práctica para su aplicación universal, pero probaron que la efectividad protectora era función de la presencia de anticuerpos específicos versus los poliovirus;

• Dorothy Hortsmann en 1951 encuentra que la viremia de poliovirus precede al desarrollo de las parálisis;

• Se define que la vacuna antipolio debe inducir anticuerpos neutralizantes del efecto citopatogénico de los tres serotipos de poliovirus y que debe desarrollar memoria inmunológica.

Se trabajó en las dos posibilidades:

1. Vacuna trivalente de virus inactivos y

2. Vacunas monovalentes o trivalentes de virus atenuados para evitar la interferencia de los serotipos vivos atenuados;

• Jonas Salk había colaborado con Thomas Francis en el desarrollo de la vacuna de la influenza mediante la inactivación de virus cosechados de embrión de pollo con formol. Se aplica desde 1944 hasta la fecha;

• El desarrollo de la vacuna requirió la producción de grandes cantidades de los virus en los Laboratorios Connaught en Toronto, Canadá, y los ensayos necesarios para garantizar la inactivación viral y la preservación de la inmunogenicidad;

• Los ensayos en seres humanos (la actual Fase I) se realizaron primero en la Escuela Estatal Polk para niños y adultos con retardo mental y en el Hospital Watson para niños discapacitados en Pittsburg. Las pruebas serológicas revelaron que los títulos de anticuerpos post vacunales eran mayores que los desarrollados al padecer la enfermedad natural.

• Salk vacunó a sus tres hijos y varios empleados de su laboratorio. En 1953 había vacunado a 700 personas sin efectos adversos y con respuestas de anticuerpos a títulos elevados. En el momento actual los requerimientos para realizar un ensayo semejante serían mucho más difíciles de aprobar y llevarían mucho tiempo. Sólo quedaba por probar el ensayo de protección en 1954;

• El mismo día del anuncio de Francis sobre la vacuna, 12 de abril de 1955, la Agencia Federal de Drogas (FDA) autorizó la licencia sanitaria para producir la vacuna a los laboratorios Eli íi% Parke Davis, Wyeth, Pittman Moore y Cutter;

• El 26 de abril se recibieron reportes de California sobre niños vacunados con parálisis en los brazos, en donde había sido aplicada la vacuna; el número de casos aumentó. Los casos ocurrieron en vacunados con lotes del laboratorio Cutter De inmediato se suspendió la vacuna de ese origen y el 7 de junio se detuvo el programa de vacunación hasta nueva orientación;

• De los 380 000 niños que recibieron la vacuna de Cutter, 120 000 fueron inmunizados con lotes contaminados. Ocurrieron 50 casos en vacunados, 101 en contactos familiares no– vacunados y en 32 casos de contactos comunitarios;

• La causa: inactivación incompleta en 2/8 lotes con predominio del serotipo 1. Hubo 60 demandas judiciales que en 54 casos se arreglaron con indemnizaciones por más de tres millones de dólares;

• El accidente Cutter obligó a reforzar las medidas de inactivación con la consiguiente reducción en la inmunogenicidad. Posteriormente la potencia inmunogénica se recuperó, y aún incrementó, por Anton von Wezel en Bilthoven, Holanda, 1967, mediante el cultivo en microesferas y su concentración ulterior Bernard Montagnon en Lyon, 1988, consiguió cosechar los virus en células Vero transformadoras para cultivo continuo;

• El cambio progresivo de vacuna Salk por la vacuna Sabin obedeció a la facilidad de administración, la inducción de inmunidad local amén de la generalizada y de la rapidez en la aparición de anticuerpos protectores y de su costo más reducido;

• El cambio de Sabin a Salk obedece a no aceptar los casos de parálisis asociada a la vacuna Sabin. En el futuro, a mediano plazo, se impondrá la vacuna Salk por su inocuidad, inmunogenicidad y facilidad de combinarla con tres o cuatro inmunógenos vacunales v.gr. toxoides diftérico y tetánico, antígenos purificados de Bortedella pertussis y antígeno de superficie de la HVB.

Referencias

1. Brodie M, Park WH. Active immunization against poliomyelitis. Am J Pub Health. 1936; 26: 119– 25.
2. Enders J, Weller T, Robbins F. Cultivation of the Lansing strain of poliomyelitis virus in cultures of various human embryonic tissues. Science. 1949; 109:85– 7.
3. Francis T, Korns R, Voight R, et. al. An evaluation of the 1954 poliomyelitis vaccine trials. Ann Arbor: University of Michigan; 1955.
4. Wilson G. The Cutter incident. En:”The hazards of immunization”. London:The Athlone Press; 1967. p. 44– 8.
5. Katz SL. From culture to vaccine – Salk and Sabin. N Engl J Med. 2004; 315: 1485– 7.
6. Kolmer JA.Vaccination against acute anterior poliomyelitis. Am J Pub Health. 1936; 26: 126– 35.
7. Lepow ML. Advances in virology – Weller and Robbins. N Engl J Med. 2004; 315: 1485– 7.
8. Markel H. April 12, 1955 – Tommy Francis and the Salk vaccine. N Engl J Med. 2005; 352: 1408– 10.
9. Offit PA. The Cutter incident, 50 years later. N Engl J Med. 2005; 352: 1411– 2.
10. Paul JE. Indications for vaccination against poliomyelitis. JAMA. 1956; 162: 1585– 96.
11. Paul JR. Endemic and epidemic trends of poliomyelitis in Central and South America. Bull World Health Organ 1958; 19: 747– 58.
12. Paul JR, Riordan JT, Melnick JL. Antibodies to three different antigenic types of poliomyelitis in sera from north alaskan eskimos.Am J Hyg. 1951; 54: 275– 85.
13. Plotkin SA, Vidas E. Poliovirus vaccine inactivated. En: “Vaccines”. 4th. ed. Philadelphia: Plotkin & Orenstein, Saunders; 2004. p. 625– 49.
14. Robbins FC. The history of polio vaccine development En:”Vaccines”. 4th. ed. Philadelphia: Plotkin & Orenstein, Saunders; 2004. p. 17– 30.
15. Rosen FS. Isolation of poliovirus – John Enders and the Nobel Prize. N Engl J Med. 2004; 351: 1481 – 3
16. Setre B, Shaffer M. A world without polio. St.André lesverges. Aventis Pasteur. 2003.

Asociación Post Polio a la Vanguardia en Poliomielitis y Postpolio

Publicado en Artículos Nuevos, Polio | Deja un comentario

What is Chronic Pain?

The International Association for the Study of Pain (IASP) defines pain as “an unpleasant sensory and emotional experience associated with actual or potential tissue damage, or described in terms of such damage”.

When thinking about chronic pain, it is important to realize the difference between chronic pain and acute pain. Acute pain is a normal reaction to an injury that provides an early warning system that an injury has occurred. Acute pain does not last very long, as the majority of injuries will normally heal within three months.

On the other hand, chronic pain is pain that doesn’t go away after three months. Chronic pain can be intermittent – occurring on and off, the pain may vary with intensity during the day or can be completely constant. Chronic pain can result from a known cause, such as surgery or inflamed joints, or a consequence of a disease process, such as, rheumatoid arthritis. Sometimes the cause is unknown.

There are different types of chronic pain. Two of the major chronic pains are:

  • Musculoskeletal Pain – Pain that affects the bones, muscles, ligaments and tendons. Musculoskeletal pain can result from various causes including sports or occupational injuries, motor vehicle collisions, repetitive strain injuries and disease processes, such as, arthritis.
  • Neuropathic Pain – A complex, multi-faceted state of chronic pain that may have no obvious cause. It can involve damaged tissue, injury or malfunctioning nerve fibers or changes in brain processing. An example of neuropathic pain is phantom limb syndrome. The brain still receives signals from nerves that originally carried impulses from the now missing limb. Other types of neuropathic pain include numbness, burning, ‘pins and needles’ sensations and shooting pain.

 

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

Nuevo virus desconcierta a los científicos por sus síntomas similares a la Polio

Nuevo virus imita los síntomas de la poliomielitis

nuevo-germen-relacionado-con-la-polio_305097

 

El año pasado, un desagradable virus se extendió por todo los Estados Unidos, llamado D68 enterovirus, que iniciadamente dejó a sus víctimas con estornudos y tos. Algunos incluso tuvieron problemas para respirar. Pero un buen número de estas personas también desarrollaron un síntoma aún más aterrador: no podían mover sus miembros. Una nueva evidencia ahora vincula esos síntomas similares a la polio a un nuevo tipo de virus.

Los médicos se están refiriendo a la enfermedad paralítica como mielitis flácida aguda. Desde el dos de agosto de 2014, los funcionarios de salud del gobierno estadounidense dicen que la enfermedad ha afectado a 115 niños en 34 estados. Daña las células nerviosas de la médula espinal que controlan los músculos.

Esto puede hacer que sea difícil mover los brazos y/o las piernas. Si los nervios de la cabeza también se dañan, la parálisis puede afectar a la cara. A veces, la visión puede volverse borrosa. En casos severos, los pacientes pueden no ser capaces de respirar por su cuenta.

El brote de Estados Unidos del virus D68 apareció al mismo tiempo que la parálisis. Esto sugirió que los dos podrían estar vinculados. Y no era difícil de creer. Después de todo, la polio también es un enterovirus. Sin embargo, la infección y la parálisis podrían haber sido una coincidencia.

Con la esperanza de averiguar si la relación aparente era real, los investigadores se centraron en la evidencia. Lo que encontraron no prueba que este enterovirus pueda paralizar los músculos. Aun así, los científicos informaron el 30 de marzo en Lancet Infectious Diseases que los vínculos entre este virus y la parálisis son cada vez más fuertes.

Un médico, que trabaja en la Universidad de California, Charles Chiu y su equipo analizó datos de 25 personas con mielitis flácida aguda. El virus de la D68 se presentó en las muestras extraídas de las narices y gargantas de 12 pacientes, es decir, casi la mitad. Esperaban encontrar evidencias de que este virus D68 había atacado a la médula espinal, pero no lo encontraron.

Los investigadores utilizaron herramientas genéticas para buscar signos de otros virus, bacterias, hongos o parásitos que podrían haber causado la enfermedad. Pero no encontraron nada de ello en el líquido cefalorraquídeo. Esto significa que aún no hay ningún sospechoso alternativo en el caso.

Es técnicamente posible que algún otro germen infeccioso esté causando la parálisis y ocultando fuera del líquido cefalorraquídeo. Pero eso no es probable, según sostiene Chiu. Tomados en conjunto dice que los nuevos datos de su equipo hace que el D68 es el culpable.

Publicado en Noticias y política, Sabías qué?, Salud, Poliomielitis, Síndrome de Post Polio(SPP) y Más | Etiquetado | Deja un comentario

La polio y el sarampión se evitan con vacunas

Pedro Villarroel, coordinador de urgencias del Clínico San Carlos, explica que la polio y el sarampión se evitan con vacunas.
Enfermedades mortales, como el sarampión o la meningitis, prácticamente desconocidas unos años antes de la guerra, ahora van en aumento.

Sanidad-asegura-riesgo-transmision-Espana_TINIMA20131110_0203_5

Sanidad asegura que el riesgo de transmisión de polio en España es muy bajo
ADEMÁS…
Siria cumple tres años de violencia con su sistema sanitario colapsado
Operan a bebés con la luz de los móviles
La mayor parte de las enfermedades que hoy afectan a los niños y niñas en Siria son tratables y la mayoría prevenibles en un sistema de salud que funcione. Tales enfermedades, incluyendo el sarampión, la diarrea y enfermedades respiratorias, están entre las que mayor mortalidad causa entre niños menores de 5 años a nivel mundial. Un indicador de que el sistema de salud sirio se ha hundido es que durante 2010 se detectaron 26 casos de sarampión en todo el país. Durante la primera semana de 2014, se registraron 84 casos en el norte de Siria solo entre niños menores de cinco años.

Pedro Villarroel, coordinador de urgencias del Clínico San Carlos explica a  que “tanto el sarampión como la polio son enfermedades víricas. La polio produce daños en el sistema nervioso sobre todo en la médula espinal, produciendo parálisis más serias, incluso parálisis del sistema respiratorio que pueden ocasionar la muerte. Por su parte el sarampión, es mucho más conocida y en el mundo occidental todavía se siguen dado casos.” Apunta que en ambos casos “la vacunación es muy eficaz”. Explica que “se asientan en población infantil que está desnutrida.”

Preguntado por la importancia de la vacunación explica que “como muchos virus, no existe un tratamiento específico, o algo que fuese eficaz. Una vez que se produces la infección, lo único que se puede hacer es tratamiento sintomático” De ahí que el doctor Villarroel subraye la importancia de la vacunación para estas enfermedades.

El doctor Villarroel señala que la reaparición de enfermedades como la poliomielitis y el sarampión, que pueden desfigurar o paralizar de forma permanente e incluso matar también está relacionada con el elevado índice de desnutrición entre la población infantil que está desnutrida.

Los programas de vacunación en Siria se han desmoronado, desde una tasa de cobertura del 91% en tiempos de paz a tan solo del 68% justo un año después de comenzar el conflicto y, probablemente, hoy será mucho más bajo.

Enfermedades mortales, como el sarampión o la meningitis, prácticamente desconocidas unos años antes de la guerra, ahora van en aumento. Incluso la poliomielitis, erradicada en toda Siria en 1995, ha sido contraída hasta por 80.000 niños y niñas en todo el país: una cifra tan alta que algunos expertos en medicina han expresado su preocupación por una posible propagación del virus a nivel internacional.

Publicado en Artículos Nuevos, Polio | Deja un comentario

Link found between children with paralysis and ‘more polio-like’ strain of enterovirus D68, study says

By Ariana Eunjung Chaimrs.php

Genetic sequencing of a virus found in respiratory secretions of children in California and Colorado who suffered from paralysis or muscle weakness last fall reveals that they were infected with a mutated strain of enterovirus D68 that is closer to polio than other strains common in previous years.

The study, published Monday in Lancet Infectious Diseases, sheds new light on one of the most troubling medical mysteries of recent years. Amid a nationwide outbreak of severe respiratory illness, doctors at hospitals nationwide began to report that they were seeing an alarming number of children with unexplained weakness in an arm or a leg to complete paralysis that required them to be put on ventilators. Treating physicians noted that many of the children appeared to be infected with enterovirus D68, but researchers were cautious about drawing a causal link because virus had been bouncing around the world since the 1960s and had typically only caused breathing issues such as coughing and wheezing.

While the research does not provide a definitive link — that would only be established if the virus were found in the spinal fluid and it was not — it provides the strongest evidence to date of the link between enterovirus D68 and paralysis. The researchers theorize that the reason the virus was not found in the spinal fluid could be because the samples were taken too late. Scientists also tested the children for the presence of other pathogens capable of causing the symptoms but didn’t find other viruses, bacteria, fungi or parasites.

The new research reveals that the children had a novel strain of the virus, called B1, which emerged about four years ago. That strain has only five to six coding differences from previous strains that were commonly found in the United States but each of those are mutated in the direction of polio or another nerve-damaging virus known as EV-D70.

“These are changes that may have made the virus more polio-like,” said Charles Chiu, an associate professor at the University of California-San Francisco who worked on the study.
While the study identified D68 as a possible trigger of the paralysis, it was not able to shed any light on another key question: Why have some children been affected so severely while others have been fine?

[Mystery paralysis in children is perplexing parents — and researchers]

The study included a pair of siblings with a 100 percent genetically identical strain of the virus. One experienced muscle weakness and paralysis while the other only experienced upper respiratory symptoms.

Chiu said the study suggests that there are individual differences in patients’ biology that may determine how the virus affects them. A group of researchers at Johns Hopkins and at Children’s Hospital Colorado is gathering DNA from patients around the country to try to explain the different outcomes.

Kevin Messacar, an infectious diseases specialist at Children’s Hospital Colorado, where the first large cluster was identified, said the hospital has established a new clinic to treat and study the children who have been affected. He said the researchers will be looking at genetic and immune response in children that may make them more susceptible to paralysis.

“If you think about viruses like polio back in the day hundreds of people were infected whereas only a handful would end up with paralysis. Other illnesses like influenza–many will get fever and achy joints and some will get severe respiratory disease. So I think everybody reacts to infectious diseases differently and it’s not unusual to see different diseases in different people,” Messacar explained.

The question is critically important as the vast majority of children affected have not fully recovered. Last fall, many doctors had said they were hopeful the muscle weakness and paralysis were temporary but that has not turned out to be the case. In the Lancet study, none of the children had fully recovered by day 30. Chiu said that the researchers now have 60 day data and 70 percent of the children had minimal to no improvement.

“This is starting to look more like polio unfortunately where the paralysis appears to be permanent or semi-permanent. This is why there is such an urgency for more research to investigate this,” Chiu said.
[Polio becomes ‘public health emergency’ in Pakistan as number of cases soars]

The Lancet study’s authors — which included researchers at hospital centers in Aurora, Colo., San Francisco, Palo Alto, and Los Angeles — emphasized the need for ongoing surveillance for D68 and the need for more resources to develop an effective treatment or vaccine.

With the start of enterovirus season starting in a few months — it tends to peak in late summer and early fall — researchers say they cannot predict whether the B1 strain of enterovirus D68 will make a come back. At any given time there are typically more than 100 different enteroviruses and rhinoviruses floating around that cause the common cold and in any given year doctors may only see a few of those strains circulating.

“Even if we don’t see it again this year, which would be the best case scenario, it doesn’t mean we should stop doing research. The fact is if you have a virus associated with the common cold that is linked to paralysis it is concerning,” Chiu said.

Publicado en Polio, Sabías qué? | Etiquetado | Deja un comentario