Dolor en Espalda y Piernas

Raíces del nervio ciático

8824808
El dolor en espalda y piernas con síntomas en ambas zonas en diferentes o mismos momentos por lo general involucran una anormalidad en las estructuras: músculos, articulaciones y huesos. El dolor lumbar puede comenzar durante la actividad diaria, es muy común al levantar objetos no muy pesados, durante un movimiento rápido para llegar a algo, o al estar sentado durante periodos de tiempo prolongados en una mala postura. Debido a que los trastornos de la columna por lo general se desarrollan lentamente y durante un número de años, las personas se vuelven progresivamente más vulnerables a las lesiones y el dolor ante un suceso relativamente menor o un movimiento ligero del cuerpo.
El dolor de espalda es muy común. Al menos el 80% de las personas sufren de uno o más episodios durante su vida. Aunque el dolor lumbar es una enfermedad potencialmente incapacitante, no es peligrosa para la vida. En la mayoría de las personas, el dolor generalmente desaparece en unas pocas semanas. Las causas frecuentes de dolor de espalda y la pierna son condiciones anormales de los músculos, las articulaciones y los huesos de la columna (trastornos musculoesqueléticos). Estas condiciones incluyen las lesiones musculares, hernias discales, estenosis espinal, espondilosis, la escoliosis y espondilolistesis ístmica y degenerativa de la columna lumbar.

La ciática es una condición definida como dolor que se irradia por la pierna y lleva el nombre del nervio ciático, el nervio mayor en la región pélvica que controla la función de las extremidades inferiores. La compresión del nervio ciático es más frecuentemente causada por las condiciones lumbares degenerativas tales como hernias discales y estenosis espinal, así como la espondilolistesis. La ciática también se llama radiculopatía lumbar, ya que es esencialmente una lesión neurológica de un nervio lumbar, a menudo conduce a los síntomas de dolor, entumecimiento, hormigueo y debilidad de los músculos de las extremidades inferiores.

El dolor de espalda puede ser descrito como agudo, subagudo o crónico, dependiendo de cuánto tiempo han estado presentes los síntomas; el dolor agudo de espalda baja tiene una duración de menos de 4 semanas, subagudo de 4 a 12 semanas, y crónico de más de 12 semanas. La duración de los síntomas puede repercutir en las pruebas diagnósticas ordenadas y el tipo de tratamiento recomendado.

Los síntomas generales de dolor lumbar

Los pacientes que presentan dolor de espalda baja repentinamente o que tienen dolor de un trauma o una caída suelen buscar atención médica de inmediato. Sin embargo, los síntomas de dolor de espalda baja en relación con los trastornos musculoesqueléticos pueden limitarse a sentimientos de malestar leve sentido de vez en cuando. Los pacientes suelen no recibir atención médica hasta que el dolor y la condición han empeorado significativamente.

¿Cuándo necesitas ver a un médico?

Los síntomas que requieren atención médica inmediata incluyen:

dolor de espalda baja después de cualquier tipo de lesión, dolor acompañado de fiebre, dolor que perturba el sueño, y el dolor ocurre en reposo. Una incapacidad para controlar tanto los movimientos de intestino o micción, así como la debilidad notable en las piernas es una condición potencialmente emergente y deben ser evaluados inmediatamente (véase síndrome de cauda equina).

El dolor en las piernas provocado por nervios comprimidos (ciática) puede tener un inicio repentino o ser intermitente y va desde una leve molestia a un dolor crónico severo. Las actividades que pueden agravar los síntomas de dolor de la pierna incluyen sentarse, ir en automóvil, toser, estornudar, hacer esfuerzos, y cualquier actividad similar que tiende a iniciar el dolor de espalda baja.

Factores de Riesgo

Los factores de riesgo para desarrollar dolor crónico de espalda baja se han identificado en numerosos estudios e incluyen: la falta de ejercicio físico, fumar en exceso, trastornos psicológicos y los síntomas depresivos, insatisfacción laboral, problemas personales importantes (por ejemplo, alcohol, problemas de pareja, financieros), un historial previo del dolor de espalda baja, y los procedimientos de diagnostico determinarán el trastorno especifico y el tratamiento.

The post Dolor en Espalda y Piernas appeared first on Columna Vertebral.

Fuente: este post proviene de Columna Vertebral, donde puedes consultar el contenido original.

Esta entrada fue publicada en Artículos Nuevos, Lo qué te intereza saber, Sabías qué?, Salud y bienestar, Salud, Poliomielitis, Síndrome de Post Polio(SPP) y Más y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Gracias por tu comentario APPLAC-

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s