Nuevo virus desconcierta a los científicos por sus síntomas similares a la Polio

Nuevo virus imita los síntomas de la poliomielitis

nuevo-germen-relacionado-con-la-polio_305097

 

El año pasado, un desagradable virus se extendió por todo los Estados Unidos, llamado D68 enterovirus, que iniciadamente dejó a sus víctimas con estornudos y tos. Algunos incluso tuvieron problemas para respirar. Pero un buen número de estas personas también desarrollaron un síntoma aún más aterrador: no podían mover sus miembros. Una nueva evidencia ahora vincula esos síntomas similares a la polio a un nuevo tipo de virus.

Los médicos se están refiriendo a la enfermedad paralítica como mielitis flácida aguda. Desde el dos de agosto de 2014, los funcionarios de salud del gobierno estadounidense dicen que la enfermedad ha afectado a 115 niños en 34 estados. Daña las células nerviosas de la médula espinal que controlan los músculos.

Esto puede hacer que sea difícil mover los brazos y/o las piernas. Si los nervios de la cabeza también se dañan, la parálisis puede afectar a la cara. A veces, la visión puede volverse borrosa. En casos severos, los pacientes pueden no ser capaces de respirar por su cuenta.

El brote de Estados Unidos del virus D68 apareció al mismo tiempo que la parálisis. Esto sugirió que los dos podrían estar vinculados. Y no era difícil de creer. Después de todo, la polio también es un enterovirus. Sin embargo, la infección y la parálisis podrían haber sido una coincidencia.

Con la esperanza de averiguar si la relación aparente era real, los investigadores se centraron en la evidencia. Lo que encontraron no prueba que este enterovirus pueda paralizar los músculos. Aun así, los científicos informaron el 30 de marzo en Lancet Infectious Diseases que los vínculos entre este virus y la parálisis son cada vez más fuertes.

Un médico, que trabaja en la Universidad de California, Charles Chiu y su equipo analizó datos de 25 personas con mielitis flácida aguda. El virus de la D68 se presentó en las muestras extraídas de las narices y gargantas de 12 pacientes, es decir, casi la mitad. Esperaban encontrar evidencias de que este virus D68 había atacado a la médula espinal, pero no lo encontraron.

Los investigadores utilizaron herramientas genéticas para buscar signos de otros virus, bacterias, hongos o parásitos que podrían haber causado la enfermedad. Pero no encontraron nada de ello en el líquido cefalorraquídeo. Esto significa que aún no hay ningún sospechoso alternativo en el caso.

Es técnicamente posible que algún otro germen infeccioso esté causando la parálisis y ocultando fuera del líquido cefalorraquídeo. Pero eso no es probable, según sostiene Chiu. Tomados en conjunto dice que los nuevos datos de su equipo hace que el D68 es el culpable.

Esta entrada fue publicada en Noticias y política, Sabías qué?, Salud, Poliomielitis, Síndrome de Post Polio(SPP) y Más y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Gracias por tu comentario APPLAC-

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s