Imanes Magnetos Estáticos beneficioso en el tratamiento de síndrome post-polio

MARTES, 28 DE AGOSTO 2012

Los imanes estáticos y ejercicios de fortalecimiento muscular puede ser beneficioso en el tratamiento de los síntomas relacionados con el síndrome post-polio. Polio, o la poliomielitis, es una enfermedad que alcanzó proporciones epidémicas durante la primera mitad del siglo 20. Es una enfermedad que ataca el sistema nervioso.
Los niños parecen ser particularmente vulnerables a contraer el virus de la polio. Cuando muchos pacientes experimentaron una gran cantidad de síntomas alarmantes ya menudo mortal. Dolores de cabeza Rigidez, dolor
La parálisis y dificultad para respirar enviado a muchos al hospital para someterse a tratamientos prolongados.

Estos tratamientos a menudo implicaba el uso de aparatos ortopédicos, pulmones de hierro, y la cirugía. Muchos de los pacientes sufrieron el abandono y los malos tratos de las comunidades y centros médicos asustados por la epidemia. En 1952, un récord de 57.628 casos de polio se informó. Muchos murieron durante la epidemia. Para aquellos que sobreviven, la recuperación a menudo tomaban un mínimo de dos años.

Aunque muchos sobrevivientes recuperaron la fuerza muscular y el control después de la aparición inicial de la enfermedad, a unos 50 y tantos años más tarde, ahora tienen que lidiar con un nuevo conjunto de síntomas.

Síndrome post-polio, o PPS, es una enfermedad que hasta hace poco desconcertado a la comunidad médica. Los pacientes llegaron al consultorio de su médico quejándose de rigidez muscular y lentitud, dificultad para respirar, y una abrumadora sensación de fatiga. No es posible rastrear los síntomas de otra enfermedad, con el tiempo se estableció un vínculo con el virus de la polio. Al igual que el original, el tratamiento del SPP sigue siendo un desafío para los médicos como para los pacientes.

Recientemente, investigadores del Departamento de Rehabilitación de la Universidad de Amsterdam, Países Bajos, llevó a cabo una revisión para determinar los efectos de cualquier tratamiento para la PPS en comparación con el placebo, la atención habitual o ningún tratamiento. Los ensayos aleatorios que utilizaron el tratamiento farmacológico o no farmacológico para las personas con SPP fueron incluidos.

Nueve farmacológicos y no farmacológicos tres estudios fueron encontrados. Los estudios farmacológicos muestran pocos o ningún beneficio a la hora de tratar los síntomas del SPP, con la posibilidad de efectos secundarios. Los tratamientos en los estudios no farmacológicos incluyen el fortalecimiento muscular, la rehabilitación en un clima cálido (es decir, una temperatura cercana a 25 º C, seco y soleado), un clima frío (es decir, una temperatura de 0 ° C, lluvia o nieve), y magnético estático campos.

El equipo de investigación encontró que no había pruebas de que los campos magnéticos estáticos son beneficiosos para mejorar la fuerza muscular y el dolor, respectivamente. También hubo cierta evidencia de que los ejercicios de fortalecimiento muscular puede ser beneficioso.

Para los que tenían el virus de la polio cuando eran niños, los imanes estáticos podrían ser una alternativa para curar los síntomas recurrentes. Recibe consejos de su médico si cree que puede estar sufriendo de PPS.

Fuente del artículo

Otra Importante Investigación del Dr. Carlos Vallbona.Las bondades del imán Los campos electromagnéticos pueden aliviar el dolor

Un estudio controlado, «doble ciego», publicado en la revista «Archives
of Physical Medicine and Rehabilitation», concluye que la aplicación de imanes
en las zonas de dolor de pacientes postpolio alivia el malestar de los
enfermos.

MYRIAM LOPEZ BLANCO
En la antigua Grecia, Aristóteles fue la primera persona que habló de las
propiedades de la magnetoterapia. Y en la mayoría de civilizaciones antiguas
-hebreos, árabes, egipcios y chinos- se utilizaron los imanes para curar. Hoy,
todavía hay grupos de científicos estudiando el tema pero no se ha encontrado
una explicación científica clara y son muy pocos los estudios controlados que
hayan demostrado que el magnetismo puede tener efectos beneficiosos para el
cuerpo humano. Sin embargo, aunque pocos, son suficientes para no dejar de
seguir investigando. Un estudio que acaba de publicarse en el Archives of
Physical Medicine and Rehabilitation (APMR) aporta datos positivos nuevos sobre
las bondades del imán.

El doctor Carlos Vallbona y sus colegas del Departamento de Medicina Física y
Rehabilitación del Baylor College de Houston, Texas,
han realizado un estudio
controlado, doble ciego, con 50 pacientes que sufrían el síndrome de postpolio.
La mayoría de estos enfermos tiene dolor en los músculos -en la parte baja de
la espalda, en las cervicales, caderas, hombros, etc-, así como en las
articulaciones.
A pesar de la prevalencia de este síndrome hay pocos tratamientos disponibles.
Normalmente se recomienda descanso y las formas tradicionales de fisioterapia
(calor, ultrasonidos, estimulación eléctrica neural transcutánea), relajantes
musculares, analgésicos o anti-inflamatorios.
Los fármacos son poco efectivos y muchas veces tienen efectos secundarios
indeseados. Por todo esto, el equipo de Texas se animó a probar esta terapia
alternativa en el tratamiento del dolor. Los científicos aplicaron campos
magnéticos estáticos de 300 a 500 Gauss, con imanes distribuidos por la piel
sobre las zonas del dolor durante 45 minutos. El resultado fue positivo: los
pacientes sintieron un alivio significativo del dolor.
En 1938, un médico llamado Hansen comprobó la eficacia de los campos magnéticos
aplicados durante un periodo que iba de uno a 15 minutos. 23 de 26 pacientes
que sufrían ciática, lumbago y artralgia sintieron un gran alivio después de la
aplicación de los imanes. El estudio no era doble ciego pero el autor vio que
no había mejoría en los dos pacientes en los que se había aplicado el aparato
eléctrico sin conectarlo.
En un estudio posterior se encontró una disminución del dolor de cuello y
hombros después de colocar un collar magnético a los pacientes. Sin embargo, en
otro doble ciego, con 101 pacientes, publicado a mediados de los años 80
también en el APMR, no se encontró ninguna ventaja en la utilización de los
imanes en las 52 personas que tenían dolor crónico de cuello.
http://www.elmundo.es/salud/1997/271/01699.html

Un científico español demuestra la eficacia de los imanes contra el dolor
Fecha del artículo 1/3/1998 / Fecha de alta en Natural 1/8/2004

Carles Vallbona, nacido en Granollers hace 70 años, es uno de los médicos españoles más influyentes a nivel mundial. Contratado por la NASA en los años 60, en la actualidad es catedrático de la Escuela
de Medicina Baylor de Houston(EE.UU.).
Vallbona ha realizado una rigurosa investigación sobre la eficacia de los imanes en el tratamiento del
dolor, cuyos resultados se publicaron recientemente en “Archivos de Medicina Física y Rehabilitación”.
El estudio, realizado con 50 personas en el Colegio Universitario de Medicina Baylor y en el Instituto de Rehabilitación e Investigación (TIRR) en Houston, consitió en la colocación de un pequeño magneto en los puntos más sensibles de dolor en los pacientes que habían sufrido polio. Los imanes redujeron drásticamente los dolores.
“La mayoría de los pacientes del estudio que recibieron tratamiento con un magneto experimentaron una significativa reducción de los dolores, pero la mayor parte de los pacientes a los que se suministró un placebo (magneto inactiva) experimentó una leve mejoría o no mejoró en absoluto su situación”, afirmó el director del estudio,
Dr. Carlos Vallbona.
Vallbona evaluó la magnetoterapia en adultos a los que se había diagnosticado un síndrome postpolio y que habían estado sufriendo dolores artríticos en las articulaciones o que tenían puntos identificables de dolor en los músculos. En el estudio participaron treinta y nueve mujeres y once hombres; la mayoría rondaba los 50 años de edad y había desarrollado el síndrome postpolio a los 40.
A todos los pacientes se les pidió que indicaran las zonas de dolor y, mientras los investigadores presionaban en los “puntos disparadores” donde los pacientes sentían los dolores más agudos, se les pedía que calificaran ese dolor en una escala de 1 a 10, en la que 10 era el dolor más fuerte. A los pacientes se les entregó posteriormente al azar una magneto activa o inactiva para que se la colocaran durante 45 minutos en esos puntos: transcurrido el plazo, se les retiraba la magneto y se pedía al paciente que calificara nuevamente la intensidad de los dolores. Veintinueve participantes recibieron una magneto activa. En estos, la puntuación media del dolor era 9,6 antes del tratamiento y 4,4 después de haber llevado la magneto. El grupo placebo tenía una puntuación media antes del tratamiento de 9,5 y de 8,4 posteriormente. Los magnetos de baja intensidad (inferior a media pulgada de espesor – 1 pulgada = 25,4 mm y ligeramente más potentes que las de un frigorífico) estaban disponibles en cuatro formatos para que se ajustaran a las diferentes partes del cuerpo: un rectángulo del tamaño de una tarjeta de crédito, una cinta de 15 cm de longitud y casi 5 cm de altura, un disco del tamaño de un dólar de plata y un disco del tamaño de un CD. Leer mas

Imanes para combatir la depresión leer
http://www.convivirpress.com/nota.php?id=00000000431

NOTA
BIOflex ® es la única compañía de fabricación de imánes médicos con prueba científica de la eficacia de sus productos.
BioFlex es un imán original fabricado específica y exclusivamente para uso médico humano de diseño magnético circular concéntrico de penetración profunda.
Esta revolucionaria tecnología garantiza la más profunda penetración del campo magnético en la zona afectada.
BioFlex es la marca registrada de este singular dispositivo magnético y ha sido protegido por patentes internacionales.
BioFlex son parches de imanes bipolares o de polo alterno están hechos de una lámina de material magnético con imanes de norte y sur dispuestos en un patrón alterno, para que el norte y el sur estén enfrente de la piel. Estos parches son flexibles y se mantienen permanentemente magnetizados. Al ser aplicados al cuerpo causan un aumento en el flujo sanguíneo local y aceleran naturalmente el proceso de curación. Alivian así los dolores musculares, esguinces, tendinitis, lesiones de la baja espalda y otras lesiones. Son una alternativa a la utilización de productos tales como parches calientes, unidades de estimulación eléctrica, linimentos y bálsamos analgésicos, además reduce la necesidad de consumir anti-inflamatorios orales, relajantes musculares y calmantes para el dolor.
La línea de productos BIOFLEX encaja en el actual estilo de vida activo ya que pueden proveer de cada uno de los beneficios ya mencionados, sin efectos secundarios desagradables.
BioFlex realmente representa el tipo de “terapia alternativa” que atrae a cada vez más personas en el mundo.
Advertencia:
Mantenga BioFlex Magnetos alejados de relojes en movimiento (son opuestos al cuarzo o relojes digitales), y medios magnéticos como tarjetas de crédito, cintas para audio y video, así como discos para computadoras.

Esta entrada fue publicada en Post Polio, Salud, Poliomielitis, Síndrome de Post Polio(SPP) y Más y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Gracias por tu comentario APPLAC-

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s