¿QUÉ ES POST POLIO?

¿QUÉ ES POST POLIO?

Síndrome de Post Polio (SPP)

El Síndrome de la Post Poliomielitis (SPP) es una condición que puede afectar a los supervivientes de la poliomielitis en cualquier momento desde los 10 hasta los 40 años después de recuperarse de un ataque inicial del virus de la poliomielitis. El SPP se caracteriza por un debilitamiento adicional de los músculos que fueron dañados anteriormente por la infección de la poliomielitis. Los síntomas son, entre otros, los siguientes: fatiga, debilidad muscular lentamente progresiva, dolores de los músculos y las articulaciones y atrofia muscular. Algunos pacientes experimentan sólo síntomas menores mientras que otros adquieren atrofia muscular espinal o lo que parece ser, pero no lo es, una forma de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), llamada también enfermedad de Lou Gehrig. El Síndrome de la Pospoliomielitis (SPP) rara vez pone en peligro la vida.

El grado en el que los supervivientes de la poliomielitis sufrirán del SPP depende de lo gravemente que hayan sido afectados por el primer ataque de poliomielitis. Los pacientes que tuvieron sólo síntomas mínimos del ataque original y que, posteriormente, adquirieron el SPP experimentarán con toda probabilidad sólo síntomas leves del SPP. Las personas que originalmente fueron atacadas duramente por el virus de la poliomielitis pueden adquirir un caso más agudo del SPP con mayor pérdida de función muscular, dificultad en tragar y más periodos de fatiga.

NINDS

Descarga el archivo completo de: ¿Qué es el Sindrome Post Polio?
Poliomielitis y Síndrome de Post Polio SPP

Hay tres formas generalmente reconocidas de poliomielitis.

La del portador asintomático, el abortivo, el no-paralítico, y el paralítico.

Los dos primeros no tienen ningún efecto duradero conocido y no nos ocuparemos de ellos en esta referencia.

La forma no-paralítica de poliomielitis está indicada generalmente por náusea, dolor de cabeza, dolor de garganta, dolor de espalda y de cuello, y rigidez. Además, hay cambios en los reflejos y una elevada cuenta celular en el líquido espinal. Se estima que un 65 por ciento de casos reconocibles durante las epidemias de poliomielitis eran no-paralíticos. Es posible que pueda haber una cierta implicación desconocida en el músculo.

La poliomielitis paralítica muestra los mismos síntomas que la no-paralítica más la debilidad en uno o más grupos de músculos. Se clasifica comúnmente de la siguiente manera:

ESPINAL: Este tipo es él más frecuente y se asocia con la implicación del tronco o de las extremidades; Más a menudo, en las extremidades más bajas. La debilidad no sigue ningún patrón. BULBAR: Los síntomas pueden incluir dificultad en tragar, pérdida de calidad en la voz, a veces parálisis de la lengua y parálisis facial. BULBOESPINAL:

Este tipo de implicación es generalmente severo y se asocia a la debilitación respiratoria.

Diez a veinticinco por ciento de los casos de parálisis considerados durante las epidemias de poliomielitis eran del tipo bulbar o del bulboespinal.

El virus de la poliomielitis afecta el cuerpo atacando el sistema nervioso central; específicamente las células del cuerno anterior. Estas neuronas motoras están situadas en la parte delantera de la médula espinal y son esenciales para cualquier actividad del músculo.

El diagrama simplificado muestra una sección transversal de la médula espinal. Las neuronas motoras arraigadas en el cuerno anterior van hacia afuera a través de los nervios periféricos para enervar la fibra del músculo. Dependiendo de la localización de los músculos a los que proveen, estas neuronas motoras pueden ser de algunas pulgadas o varios pies de largo. Los nervios sensoriales van desde sus receptores especiales a la médula espinal y entran en el cuerno posterior. Los nervios sensoriales son raramente afectados por el virus de la poliomielitis.

Muchos individuos perdieron la función considerablemente durante la etapa aguda de la poliomielitis pero recuperaron gran parte de esa función. Sin embargo, aparece, que un porcentaje de estos individuos están experimentando nueva atrofias y debilidad, acompañada a veces por fatiga crónica y dolor es la responsable.

Si vemos detalladamente el proceso de recuperación podemos ver porqué éste es así. El virus de la poliomielitis ataca de diferentes formas. A veces el daño a la neurona motora no es severo y las células pueden recuperar mucha de su función. Otras neuronas pueden sufrir un daño más completo e irreversible. Sin embargo, si éste es el caso, a menudo la función puede ser restablecida a través del brote de los retoños". Las células de la neurona motora tienen la capacidad de enviar los nuevos axons que pueden enervar las fibras vecinas del músculo, cuyas propias neuronas se han destruido. Las neuronas motoras, normalmente enervan entre 300 y 500 fibras individuales del músculo. Si un porcentaje de las neuronas motoras se destruye, y ocurre el brote, las neuronas motoras restantes pueden enervar tanto como cuatro veces la cantidad normal de fibra del músculo.

Se asume que la carga adicional que ésta pone en el metabolismo de la neurona motora, a través de los años, produce un fracaso en la fuerza del impulso. Esto parece comenzar cerca de 40 a 50 años después del inicio de la poliomielitis, y es momento después de haber padecido polio que se presente el síndrome de Post-Polio (SPP)

Algunos individuos pudieron haber ganado un grado de recuperación acumulando la fuerza de su musculatura restante a través del ejercicio y uso desmedido pero con la edad se presenta un término llamado hipertrofia. Sin embargo, estos individuos, abusaron inconscientemente de esta fuerza en sus actividades cotidianas y los músculos se han desgastado continuamente.

Esto la mayor parte de los individuos que padecieron…

Poliomielitis lo ignoran, por eso es importante señalar que las personas que presentan secuela de polio se les puede prevenir el Síndrome de Post Polio la medicina preventiva es indispensable en los pacientes que fueron afectados por la Poliomielitis es básico tener un seguimiento medico con revisiones neurológicas ahora que y se sabe del Síndrome de Post Polio.

Además, se ha encontrado que muchos músculos afectados que se creen "buenos" o "normales" según el manual de prueba del músculo, son menos que esto cuando la electro miografía (EMG) y otros estudios se realizan. En actividades normales estos músculos también han estado funcionando de más para compensar por aquellos que han substituido o a los que quedaron afectados.

La debilidad del músculo, debida a la poliomielitis es a menudo asimétrica. Esto puede agregar tensión en todo el sistema neuromuscular, así como agregar tensión a las coyunturas y ligamentos de soporte. El resultado puede ser un aumento de dolor como el de la artritis el dolor es quemante cómo un carbón y sobre todo se sitúa en la parte de superior de los hombros, omoplatos, cuello y sitios de apoyo.

La pregunta que todos nos hacemos es, ¿Qué se puede hacer para aliviar esta condición o para prevenir más el deterioro de la fuerza muscular?

Primero, un individuo debe buscar consejo médico para eliminar otras posibles causas de sus síntomas. No porque una persona haya tenido poliomielitis, la hace inmune de otras dolencias físicas.

En segundo lugar, se recomienda altamente que se haga una evaluación física completa. Esto debe incluir el examen de un especialista (neurólogo) y completar pruebas de la función pulmonar, cardiacas y de fuerza muscular.

Idealmente, éstos deben hacerse por médicos que están familiarizados con poliomielitis. Se debe solicitar estos resultados por escrito.

La modificación del estilo de vida, es la terapia más importante para la nueva etapa del paciente que ya presenta severa debilidad y atrofia muscular progresiva.

Aprender a escuchar las señales del cuerpo es esencial para cualquier plan diseñado para reducir el desgaste adicional de la fuerza del músculo. Si usted está cansado, descanse. Si usted siente dolor, pare. Se acostumbra a decir:

"Consérvalo Para Preservarlo”

El mejor médico es UD mismo para medir sus fuerzas, escuchando que le dice su cuerpo no trate de sobrepasare en sus actividades diarias en

Cuanto aparece el dolor pare y tome una siesta de 15 minutos, para renovar su energía y continuar posteriormente es aquellas actividades que su cuerpo le permita sin que aparezca dolor, es muy importante no sobre limitarse de lo contrario se presentara una crisis de fatiga crónica, de la cual tardará en recuperarse el tiempo que su cuerpo lo necesite, puede ser una semana o un mes todo depende de la persona y de su estado personal muscular.

Un especialista en Síndrome de Post Polio conjuntamente con un Ortesista puede recomendar muletas, aparatos ortopédicos u otros apoyos de asistencia, para ayudar aliviar la tensión acumulada en las partes más adoloridas, estos nuevos aditamentos aliviarán la carga musculatoría indispensable en estos casos.Vale señalar que está parte es muy importante para el paciente, que generalmente rechaza psicológicamente volver hacer uso de éstos apoyos orteticos, en estos casos es necesario ayuda psicológica.

El paciente cuando es diagnosticado de Síndrome de Post Polio sufre de un trauma psicológico, social y emocional, importantísimo es señalar que se debe brindar el mejor apoyo a estos pacientes y no abandonarles por un periodo mínimo de 3 meses, la sugerencia de los especialistas expertos en Síndrome de Post Polio es hacer uso de algún tipo de antidepresivo por un corto periodo, seguir de cerca el estado emocional del paciente y de ser necesario dejar el medicamento de cabecera.

Las reacciones son muy diversas pero las más conocidas son el sentimiento de haber fracasado en el periodo de su infancia, ya que a la mente viene el recuerdo de los tremendos esfuerzos que tuvieron que pasar para superar su condición ortopédica, horas de dolorosa fisioterapia e incontables cirugías en algunos casos.

La batalla que fue vencida de nuevo se hace presente en sus vidas las reacciones tiendes hacer diferentes en cada individuo pero la más común es el suicidio cuando la atrofia muscular es ya muy severa y progresiva, o el abandono de sus familiares sobre todo cuando se trata de un padre de familia que lógicamente no podrá seguir con sus actividades de trabajo diarias sentirá la impotencia de sostener a la familia, las rupturas familiares son muchas las que se dan, otros optan por el aislamiento y abandono total de su persona el deseo de lucha se ve traicionado inconscientemente.

Por eso yo hago hincapié de que este es un problema de Salud Publica Social que hay que considerar ya que el número de individuos con secuela de poliomielitis es significativo en nuestro país.

Cuando se trata de madres solteras hombres viudos o de mujeres que tienen que sostener a una familia, la reacción es como las que ya se mencionaron, a diferencia de que la mujer por su condición hormonal se vera doblemente afectada en cuanto a la osteoporosis, periodo de climaterio, las fracturas suelen ser más recurrentes en esté tipo de pacientes por eso la importancia vital de que se use un aditamento de apoyo para brindarle mayor seguridad en las actividades diarias. Y seguir un tratamiento apropiado para fortalecer los huesos, sobre todo antes de la etapa de la menopausia.

La resistencia psicológica del uso de asistencia (silla de ruedas eléctrica, motosilla, muletas etc.) es uno de los factores más controversial

Las personas sienten que se están rindiendo a su nueva condición actual es necesario el apoyo de un terapista que le explique que el uso de nuevos aditamentos le aligerará la carga musculatoria de las partes más afectadas y se conservará la energía muscular, al no hacer tanto esfuerzo con ayuda de esté tipo de aditamentos tendrán mejor calidad de vida.

El uso de estas ayudas les permitirán conservar su energía para esas actividades que ellos sientan son más importantes en su diario vivir.

La función pulmonar es de tal importancia en la salud general del individuo, esta área merece un énfasis especial. Las tablas establecidas para capacidades vitales son variables para la edad y la altura. Estas no pueden tener mucha aplicación para muchos de nosotros los que padecemos de Poliomielitis.

El volumen verdadero, medido en litros o mililitros, es el mejor indicador del estado pulmonar. Esta prueba, generalmente hecha con un espirómetro, es sencilla y no dolorosa se hacen en dos posiciones acostado, así como también sentado. Para cualquiera con un volumen de menos de dos litros debe hacerse un seguimiento por lo menos una vez al año.

Las medidas arteriales de gas en la sangre por oxígeno (CO2) pueden ser garantizadas. Generalmente, los niveles de CO2 entre 35 y 45 son considerados normales. El nivel CO2 en la sangre puede llegar a elevarse, gradualmente, sin que usted se de por enterado del cambio. Si el nivel llega a ser lo suficientemente alto, la habilidad de la sangre de llevar oxígeno se dañará

Esto podría tener como resultado dolores de cabeza o interrupciones en el sueño (apnea) y puede ser un indicador de insuficiencia respiratoria. La función respiratoria puede ser afectada también por escoliosis (desviación lateral pronunciada de la columna vertebral) o una reducción en la flexibilidad de la caja torácica y de las costillas que a menudo ocurre cuando una persona envejece.

El Departamento de Salud de los Estados Unidos estima que hay cerca de 1.3 millones de seres sobrevivientes de polio. Esto haría a la polio la segunda causa más grande de incapacidad en los Estados Unidos.

Sólo los sobrevivientes de embolia constituyen un grupo más grande. Aunque un porcentaje significativo de estos sobrevivientes de polio experimente algunos efectos tardíos no hay razón para esperar que todos sean afectados de la misma forma.

Fuente de información medica Polio Survivors Asociación

Texto Elaborado por Asociación Post Polio LITAFF, A.C.,_APPLAC Enero 2004.

Liliana Marasco Garrido

Nada Nuevo Que No se Haya Publicado.

Los síntomas aparecen prematuramente y con más frecuencia en pacientes que presenten una severa debilidad residual post-poliomielítica, una dificultad respiratoria temprana, de origen bulbar, contraída en la poliomielitis aguda; sobre todo cuando la poliomielitis se produjo en una edad avanzada

Dr. Javier Martínez Dearreaza
END – 15:48 – 10/07/2010

Neurólogo-psiquiatra

El Síndrome de la Post-poliomielitis, SPP, es una afección que perturba a los sobrevivientes de la poliomielitis años después de la recuperación de un ataque agudo inicial del virus de la poliomielitis.

Es muy importante tener presente que la mayoría de los síntomas en el Síndrome de la Post-poliomielitis son consecuencia directa del ataque del polio virus a las neuronas motoras del Sistema Nervioso Central, SNC, en el que han sido destruidas al menos el 50% de éstas y en algunos casos hasta más que este porcentaje; por lo tanto los efectos tardíos de este síndrome son fundamentalmente de origen neurológico.
¿Qué es un Síndrome?

Es un cuadro o conjunto de síntomas, serie de signos y síntomas que existen en un tiempo determinado y que definen clínicamente un estado o padecimiento.

El Síndrome de la Post-poliomielitis, puede definirse como un conjunto de signos y síntomas que presentan los pacientes que sufrieron un ataque de poliomielitis, ya sea paralítica o no paralítica, y que se presentan varios años después del ataque inicial de la enfermedad.

Raramente el SPP amenaza la vida; sin embargo, la debilidad muscular respiratoria no tratada puede dar como resultado hipo ventilación y debilidad en los músculos de la deglución, puede causar además neumonía por aspiración.

La gravedad de la debilidad residual y la discapacidad posterior a la poliomielitis aguda, tiende a predecir el desarrollo del SPP. Los pacientes que tuvieron síntomas mínimos de la enfermedad lo más probable es que tengan sólo síntomas leves del SPP. Las personas que originalmente fueron muy afectadas por el virus del polio y que lograron una recuperación mayor pueden desarrollar un caso más grave de SPP con mayor pérdida de función muscular y fatiga más intensa.

Al momento de hacer la historia clínica de esta enfermedad debe recordarse que es difícil que los pacientes recuerden la gravedad de su padecimiento, pues en la mayoría de los casos eran niños cuando la sufrieron.

Por la carencia de estadísticas confiables a nivel mundial, se piensa que los pacientes que padecieron poliomielitis y que están presentando signos y síntomas del Síndrome Post-poliomielitis, pueden fluctuar entre el 20 y el 60 %. Asimismo, los reportes que se tienen del tiempo transcurrido desde el ataque inicial de poliomielitis a la aparición de los síntomas, también son variables y van desde los diez hasta los cincuenta años.

Los pacientes diagnosticados con SPP, a veces se preocupan porque sienten que están volviendo a padecer polio y que pueden contagiar a los demás. Los estudios médicos han demostrado que esto no sucede.
¿Qué causa el SPP?

Según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebro vasculares de Estados Unidos, la causa es desconocida; sin embargo, la nueva debilidad del SPP, parece estar relacionada con la degeneración de las terminaciones nerviosas individuales en las unidades motoras que permanecen después de la enfermedad inicial, (una unidad motora es una célula nerviosa, neurona, y las fibras musculares que está activa).

El virus de polio ataca neuronas específicas en el tallo cerebral y las células del cuerno anterior de la médula espinal. En un esfuerzo para compensar la pérdida de estas neuronas, en las que sobreviven, brotan terminales nerviosas nuevas para las fibras musculares huérfanas, el resultado es una recuperación parcial del movimiento y unidades motoras agrandadas.

Años de gran uso de estas unidades motoras agrandadas añaden estrés al cuerpo celular neuronal que podría no ser capaz de mantener las demandas metabólicas de todos los brotes nuevos, dando como resultado el deterioro de las unidades motoras. Puede producirse la reparación de la función nerviosa de algunas fibras por segunda vez, pero finalmente se produce la disfunción de las terminaciones nerviosas y la debilidad permanente. Esta hipótesis es coherente con el curso lento, escalonado e impredecible del SPP.
Síntomas del SPP

Los síntomas aparecen prematuramente y con más frecuencia en pacientes que presenten una severa debilidad residual post-poliomielítica, una dificultad respiratoria temprana, de origen bulbar, contraída en la poliomielitis aguda; sobre todo cuando la poliomielitis se produjo en una edad avanzada. Usualmente el primer síntoma que se presenta en el síndrome post-poliomielitis es la debilidad muscular.

* Fatiga muscular: En pacientes que sufren Síndrome de la Post-poliomielitis y como consecuencia de la pérdida de unidades motoras en el ataque agudo de la poliomielitis, la aparición de debilidad muscular es más frecuente en comparación por ejemplo en los pacientes con síndrome de fatiga crónica. La fatiga muscular y el SPP, están estrechamente relacionados y se demuestra físicamente porque el paciente no puede evitar fatiga al caminar.

* Fatiga de origen central: La forma de presentarse puede incluir dolor crónico, depresión, trastornos del sueño, y dificultad respiratoria. Además puede sufrir somnolencia, déficit de concentración y memoria.

* Fatiga periférica: Se produce un deterioro en la resistencia muscular e incremento en la fatiga.

* Debilidad muscular: Un sinnúmero de causas pueden explicar esta debilidad, son todas hipotéticas, incluyen: el desuso, debilidad crónica, además del aumento de peso.

* Dolor muscular: Esta es otra característica del SPP que va unida estrechamente a la debilidad muscular y a la atrofia del mismo.

* Trastornos de la deambulación: La dificultad para caminar es causada por una debilidad progresiva, dolor muscular de las piernas, osteoartritis o inestabilidad en las articulaciones, esto es muy común en pacientes que previamente usaron aparatos ortopédicos, pero que lo hicieron a destiempo.

* Trastornos respiratorios: Los problemas respiratorios predominan en pacientes con debilidad residual de los músculos respiratorios. Estos cambios causan microatelectasias crónicas, disminuyendo la capacidad pulmonar, incrementando la rigidez de la pared toráxica y como consecuencia un hipo ventilación y disminución de la expectoración de las secreciones con la tos y con ello la fluidez de las mismas. Las nuevas dificultades respiratorias no sólo están relacionadas, con la nueva debilidad de los músculos respiratorios, también guardan relación con la escoliosis, enfisema pulmonar, insuficiencia cardíaca y las malas costumbres posturales.

* Problemas para deglutir: (problemas para tragar) estas dificultades pueden ocurrir en el SPP con el componente bulbar o sin él. La debilidad subclínica asimétrica del músculo constrictor de la faringe, está casi siempre presente en pacientes con atrofia muscular post-poliomielítica, incluyendo a los que no manifiestan dificultades para la deglución.

* Disfunción del sistema autonómico: Puede incluir atrofia muscular con problemas para la irrigación muscular y por lo tanto disminución en la producción de calor, provocando que la persona tenga las piernas frías.

* Apnea del sueño: Este síntoma es muy común en pacientes que quedaron con una disfunción bulbar o compromiso respiratorio severo. Esta apnea se asocia casi siempre con la dificultad para la deglución.

* Síndrome de la espalda plana: Consiste en la incapacidad para permanecer en posición erguida, flexionar el tronco hacia adelante y dolor en la parte baja de la espalda y los músculos. La aparición de fatiga y debilidad muscular es el sello característico del síndrome, pudiendo afirmarse que con solo estos dos síntomas se le puede diagnosticar a una persona que sufrió poliomielitis un síndrome post-poliomielitis.
¿Cuál es el pronóstico?

Por el momento no existe ninguna cura; pero es importante visitar a su médico para que valore en el paciente una serie de medidas que le sean de gran ayuda.

Estimado lector: Si desea opinar respecto a los artículos o tiene algún tema específico que desea que aborde por favor escriba a: articulospsiquiatria@hotmail.com. Te invito a leer mi blog: http://dearreaza.blogspot.com/

La Clínica San Francisco ofrece asistencia los días jueves a precios diferenciados para personas de escasos recursos.

Dr. Javier Martínez Dearreaza.

Universitá degli Studi di Pavia-Italia.

Clínica San Francisco.

fuente:EL NUEVO DIARIO.COM.NI
http://www.elnuevodiario.com.ni/variedades/78629

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud, Poliomielitis, Síndrome de Post Polio(SPP) y Más. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿QUÉ ES POST POLIO?

  1. Pingback: ¿QUÉ ES POST POLIO? | POSTPOLIO UN SINDROME DE ALTA FRECUENCIA DE DISCAPACIDAD MOTRIZ

Gracias por tu comentario APPLAC-

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s