II CONGRESO INTERNACIONAL SOBRE SPP por la Dra. Ana Águila.

Información de SPP
Tabla de contenido
Resumen del síndrome post polio Resumen general del Síndrome Post polio por la Dra. Ana Águila.
II CONGRESO INTERNACIONAL SOBRE
ENVEJECIMIENTO Y DISCAPACIDAD
Simposio: “El síndrome postpolio”
Directora: Dra. Ana Águila Maturana

La poliomielitis está prácticamente erradicada en los países desarrollados gracias a la introducción de la vacuna, sin embargo, en los países con bajo nivel sanitario todavía continúa siendo una enfermedad epidémica. La poliomielitis era clasificada en el campo de la Medicina Física y Rehabilitación como una enfermedad estática, los pacientes alcanzaban tras la fase aguda una recuperación neurológica y funcional, y se creía que permanecían funcionalmente estables de manera indefinida. Sin embargo desde 1983 se viene describiendo en la literatura un conjunto de síntomas: debilidad muscular, fatiga, mialgias y artralgias, intolerancia al frío que constituyen el llamado síndrome postpolio, que aparece en personas que padecieron la poliomielitis al menos 25 años antes.
En relación a la etiopatogenia del síndrome postpolio, se barajan distintas hipótesis. Muy esquemáticamente podemos señalar tres como las más difundidas: la sobrecarga muscular, la disfunción de la unidad motora y el envejecimiento neuronal prematuro. Estos tres factores parecen que actúan en conjunto provocando debilidad progresiva que es el síntoma cardinal de las complicaciones postpolio.
Los síntomas suelen debutar insidiosamente, aunque pueden existir acontecimientos precipitantes como reposo prolongado en cama, caídas, traumatismos leves y, aparición o empeoramiento de otros problemas médicos no relacionados, como diabetes mellitus, hipertensión arterial, cardiopatías, que en personas sin antecedentes de poliomielitis no hubieran ocasionado la disminución de la función muscular.

Se ha visto que el tiempo medio desde el padecimiento de la poliomielitis hasta la aparición de los nuevos síntomas es de 25 a 30 años, aunque en algunos casos se ha encontrado hasta 80 años después. Suele afectar a pacientes de edad media, alrededor de 45 años con un rango entre 24 y 86 años, y que contrajeron la enfermedad alrededor de los 7 años, con un rango entre 3 meses y 45 años.
La incidencia estimada en este grupo de población tiene un rango amplio que varía desde el 20 al 60%. En EEUU, las cifras sobre supervivientes de poliomielitis son muy dispares dependiendo del estudio. En 1986, según el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta, se estimaba que en EEUU en ese momento podría haber 250.000 supervivientes de poliomielitis. En el año 1993, se consideró que había 1,63 millones de supervivientes de poliomielitis y que la mitad de ellos podían desarrollar el síndrome postpolio. Aunque otros autores hablan de 640.000 individuos, de los cuales la mitad podrían desarrollar el síndrome postpolio, constituyendo así la enfermedad de motoneurona progresiva más prevalente de EEUU.

En España, en 1987, el Instituto Nacional de Servicios Sociales estimó que existían casi 470.000 discapacitados de tipo motórico, de los cuales casi 300.000 están afectados de secuelas de poliomielitis. No obstante, está pendiente de publicación un informe de la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del Instituto de Salud Carlos III en la que se da la cifra de posibles casos de síndrome postpolio entre los poliomielíticos con deficiencias motoras registrados en la Base de Datos Estatal de personas con discapacidad del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales del año 2000.
No obstante, constituye el colectivo de discapacitados más numeroso, al menos entre la población que acude a los servicios sociales de nuestro país. Pero además son potenciales afectados del síndrome postpolio, con lo cual constituirían también un volumen importante de pacientes en las consultas médicas: de medicina de familia, neurología, rehabilitación, etc.
Los síntomas encontrados por orden de frecuencia son: fatiga (89%), mialgias (71%), artralgias (71%), debilidad de músculos afectados e indemnes (69 y 50%, respectivamente), intolerancia al frío (29%), atrofia muscular (28%), calambres musculares, fasciculaciones. Derivadas de estas deficiencias secundarias van a aparecer también discapacidades secundarias en las AVD, fundamentalmente en las relacionadas con la movilidad. La dependencia en las actividades personales es más rara, mientras que en las actividades instrumentales como cocinar, limpieza, compras, transporte, es más frecuente la dependencia, fundamentalmente para caminar, subir escaleras y vestirse.
En numerosos trabajos se señala la necesidad de realizar un diagnóstico temprano, descartando otros procesos, para poder establecer un tratamiento adecuado y alcanzar los objetivos establecidos. En EEUU. Se ha visto que los síntomas comienzan de 5 a 8 años antes de que el paciente llegue a la clínica postpolio para evaluación.
No existe ninguna prueba electrodiagnóstica, enzimática o serológica patognomónica del síndrome postpolio. Los efectos tardíos de la poliomielitis se diagnostican por exclusión de otros procesos neurológicos u ortopédicos que puedan causar o agravar los síntomas del paciente con secuelas de poliomielitis.

Los criterios diagnósticos establecidos por Halstead en 1990 están expuestos en la tabla 2. Los datos de la biopsia muscular no son criterio diagnóstico, sin embargo para hablar de atrofia muscular progresiva postpolio es necesario que se objetive denervación activa en forma de fibras anguladas dispersas. Estos cambios aparecen tanto en músculos afectados como sanos, y tanto en pacientes con secuelas de poliomielitis sintomáticos como asintomáticos de síndrome postpolio.
La finalidad del tratamiento es permitir al paciente que sea independiente tanto para sus AVD, como en su trabajo y vida social. Para ello se deben dirigir todos los esfuerzos a aliviar el dolor, mantener la movilidad, prevenir la deformidad, conservar o aumentar la fuerza muscular y mejorar la disfunción respiratoria. Junto a los problemas de dolor y de déficit físico es necesario solucionar todos aquellos problemas psicológicos derivados del aumento de la discapacidad.

El abordaje terapéutico de las deficiencias y discapacidades del síndrome postpolio tendrá que ser llevado a cabo por un equipo multidisciplinar. El equipo de rehabilitación debe de constar de un fisioterapeuta, un terapeuta ocupacional, un técnico ortopédico y un médico rehabilitador. A veces es necesaria la colaboración de un cirujano ortopeda, un neumólogo o un neurólogo. Además algunos pacientes necesitan la intervención de un psicólogo, un trabajador social o un consejero vocacional.
En cuanto al pronóstico vital y funcional, el síndrome postpolio se caracteriza por ser lentamente progresivo con periodos de estabilidad que varían de 3 a 10 años.
En general, las consecuencias del síndrome postpolio no son graves a no ser que aparezcan problemas respiratorios o trastornos de la deglución, por lo que se considera un proceso benigno desde el punto de vista vital y a la luz de los conocimientos actuales. Sin embargo la capacidad funcional para llevar a cabo las actividades de la vida diaria básicas puede quedar muy limitada, originando a los pacientes discapacidades muy importantes e incluso minusvalías.

Grimby señala que en los 4-5 años después del diagnóstico del síndrome postpolio, el 85% de los pacientes experimentan incremento o nuevos síntomas. El 61% refieren aumento de la fatiga, el 55% incremento o nueva debilidad, aumenta el uso de la silla de ruedas pasando del 12% en la primera revisión al 24% en la segunda. Se incrementa el grado de discapacidad sobre todo en la movilidad, aunque también en el trabajo, actividades de ocio, y en la integración social. Respecto a la dependencia en las AVD, sólo lo fueron en el baño.
A pesar de gran número de progresos de investigación realizados, todavía quedan muchas cuestiones por resolver. La primera es la necesidad de establecer métodos de laboratorios objetivos y cuantificables para definir el síndrome postpolio. La segunda, detectar mediante estudios epidemiológicos amplios y exhaustivos los factores de riesgo que predisponen a los pacientes a desarrollar los nuevos síntomas. En este campo pretendemos realizar esta investigación entre los pacientes españoles con secuelas de polio y valorar la incidencia del síndrome postpolio. los En tercer lugar, es imperativa la necesidad de definir el papel del virus de la poliomielitis y de las alteraciones inmunológicas en el nuevo síndrome. El cuarto objetivo, estudiar la causa de la fatiga como el factor más precoz de discapacidad en estos pacientes. En quinto lugar, definir el papel del ejercicio terapéutico y su intensidad. Hay también que estudiar la contribución de los problemas psicológicos en las manifestaciones del síndrome postpolio. Y por último, la necesidad de estudios controlados sobre nuevas alternativas terapéuticas.
Tabla 1. Criterios para establecer el diagnóstico del síndrome postpolio*

1. Antecedente de poliomielitis paralítica confirmada por la historia, exploración clínica y EMG.
2. Intervalo de estabilidad clínico-funcional tras la enfermedad aguda de al menos 20 años.
3. Aparición de debilidad muscular no atribuible a falta de uso. Puede acompañarse de otros síntomas
como fatiga excesiva, mialgias, artralgias, atrofia muscular, deficiencia respiratoria, disminución de la capacidad funcional.
4. Signos electromiográficos compatibles con denervación aguda y reinervación crónica.
5. Exclusión de otros procesos neurológicos u ortopédicos que puedan ser causa de los síntomas expuestos.
____________________________________________

1. Halstead LS. Late complications of poliomyelitis. En: Joseph Goodgold ed. Rehabilitation Medicine. St Louis: The CV Mosby Company, 1988; 328-342.
2. Dalakas MC. Post-polio syndrome 12 years later. Ann-N-Y-Acad-Sci 1995 May 25; 753: 11-18.
3. Halstead LS. Efectos tardíos de la poliomielitis. En: Adelantos clínicos en Medicina Física y Rehabilitación. Frederic J Kotke, Esther Alicia Amate, editores. Washington DC: Organización Panamericana de la Salud, 1994; 127-145.
4. Dalakas MC,Elder G, Hallet M. A long-term follow-up studiy of patients vith poliomyelitits neuromuscular symptoms. N Engl J Med 1986; 314: 959-963.
5. Halstead LS, Rossi CD. New problems in old polio patients: results of a survey of 539 polio survivors. Orthopedics 1985; 8: 845-850.
6. Ramlow J, Alexander M, LaPorte R, Kaufman C, Kuller L. Epidemiology of the post-polio syndrome. Am J Epidemiol 1992; 136: 769-786.
7. Vázquez Arce MI. Síndrome post-polio: revisión bibliográfica a propósito de un caso. Rehabilitación (Madr) 1992; 26: 401-405.
8. Twist DJ, Ma DM. Physical therapy management of the patient with post-polio syndrome. Physical therapy 1986; 66: 1403-1406.
9. Jubelt B, Drucker J. Post-polio syndrome: an update. Semin-Neurol. 1993; 13: 283-90.
10. Trojan D, Cashman N, Shapiro S, Tansey C, Esdaile J. Predictive factors for post-poliomyielitis syndrome. Arch Phys Med Rehabil 1994; 75: 770-777.
11 Aguado AL, Alcedo MA. Las personas con discapacidad física. En: Verdugo MA. Personas con discapacidad. Perspectivas psicopedagógicas y rehabilitadoras. 1ª Edición Madrid: Siglo Veintiuno editores SA, 1995; 145-184.
12. Kidd D, Howard RS, Williams AJ, Heatley FW, Panayiotopoulos CP, Spencer GT. Late functional deterioration following paralytic poliomyelitis. QMJ 1997; 90(3): 189-96.
13. Alustiza A, Ramos M, Pérez O, Chajma S, Marehabilitaciónuenda C, García I. Síndrome postpolio como motivo de consulta en rehabilitación. Rehabilitación (Madr) 1996; 30: 262-265.
14. Halstead LS. Post-polio syndrome: definition of an elusive concept. En: Munsat TL ed. Post-polio syndrome. Boston: Butterworth-Heinemann; 1990, pags 23-38. Citado en ref. 1.
15. Grimby G, Jonsson AL. Disability in poliomyelitis sequelae. Phys-Ther. 1994; 74: 415-24.
16. Dalakas MC. The post-polio syndrome as an evolved clinical entity. Definition and clinical description. Ann-N-Y-Acad-Sci. 1995; 753: 68-80.
17. Agre JC, Matthews DJ. Rehabilitation concepts in motor neuron diseases. En: Braddom ed. Physical Medicine & Rehabilitation. Philadelphia: Saunders Company,
18. Grimby G. Symptoms, disabililiy, muscular structure and function, and electromyographic evaluation of post-polio individuals at 4-5 years of follow-up. Disabil-Rehabil 1996; 18 (6): 306-7.

Agracemos a la Dra. Ana Águila Maturana su permiso para la publicación de estós artículos y por su atenta colaboración con Asociación Post Polio Litaff, A.C_APPLAC

El síndrome post polio: intervención desde fisioterapia

Resumen de la ponencia "El síndrome postpolio: intervención desde fisioterapia" que realizó
En el Simposio de Oviedo D. Ángel Luís Hernando. Miércoles 5 / XI / 03 – 11, 00 horas

El síndrome postpolio: intervención desde fisioterapia
Ángel Luís Hernando Galiano. Universidad Rey Juan Carlos

Sinopsis:
Desde el punto de vista físico / funcional el s. postpolio plantea una problemática que en gran parte resulta similar a la de todos aquellos procesos condicionados por una inevitable utilización asimétrica (sobreutilización) de estructuras segmentarías anatómicas. En este caso se produce una conjunción de sistemas afectados: el neurológico (con importantes repercusiones en el aparato respiratorio y en la deglución) y el locomotor, manifestándose fundamentalmente con: aparición temprana de fatiga, dificultades en la mecánica respiratorias y dolor e impotencia articular / muscular.

El paso del tiempo suele añadir otros procesos concomitantes que agudizan la sintomatología, principal y más
frecuentemente la enfermedad osteoartrítica y los enfisemas pulmonares en los pacientes fumadores.
Las técnicas de fisioterapia pueden, por una parte contribuir a coadyuvar la sintomatología y por otra entrenar a los
pacientes de forma individualizada y adaptada a sus capacidades de forma que su desempeño funcional no
se afecte severamente.

Condicionantes muy importantes a la hora de establecer pautas de terapia física serán: el grado de severidad del cuadro poliomielítico en cuanto a la musculatura afectada (cualitativo y cuantitativo) y el tiempo transcurrido. La tolerancia individual servirá a los profesionales para establecer un perfil de tratamiento idóneo.
La prescripción de ejercicio está sometida a controversias o interrogantes:
1) ejercicio pautado como principal herramienta terapéutica.
2) preservar energías: predominio del descanso sobre la actividad.

Si tenemos en cuenta que desde la fisioterapia podemos incidir tanto con actuaciones no fatigosas, más al contrario relajantes, y también con técnicas activas antiatróficas que mantengan la capacidad sináptica neuromuscular, estamos en situación de afirmar que, en tanto pudiesen establecerse otros tratamientos que regeneraran más claramente neuronas motoras, la fisioterapia contribuye a paliar los síntomas principales: el dolor muscular / articular, la impotencia funcional intrínseca y los problemas respiratorios.
Para ello empleamos el corpus terapéutico disponible: electroterapia, termoterapia, técnicas manuales (masoterapia, terapia miofascial, R.P.G., movilizaciones sin/con impulso, etc.), estiramientos postisométricos, posturas o.a., cinesiterapia en todas sus modalidades (con especial incidencia en la respiratoria); así como se confeccionan programas de actividad física dirigida en aquellos pacientes seleccionados que su nivel de tolerancia permite un requerimiento físico algo mayor.
Es de tener en cuenta que los últimos brotes importantes de poliomielitis en España datan de las décadas de los años 40-50, por lo que los afectados por el s. postpoliomielitis se van acercando a la edad geriátrica o ya lo están, lo que añade un reto más a la hora de plantear medidas de prevención terciaria que palien-retarden situaciones de grave dependencia.

Ángel Luís Hernando Galiano:
Currículum resumido
– Fisioterapeuta experto en geriatría (16 años en la Residencia de Mayores “Ntra. Sra. del Carmen” – Comunidad de Madrid)
– Jefe de Área Técnico / Asistencial (5 años Residencia de Mayores “La Paz” – Comunidad de Madrid)
– Coordinador de Centros Residenciales. Servicio Regional de Bienestar Social – Comunidad de Madrid (2 años)
– Coordinador de Centros no Residenciales. Servicio Regional de Bienestar Social – Comunidad de Madrid (1 año)
– Profesor Asociado de Fisioterapia General y de Fisioterapia Geriátrica. Universidad Rey Juan Carlos (5 años)
– 16 ponencias en: congresos y reuniones de la SEGG y de la SMGG
– 29 comunicaciones en eventos de Fisioterapia Geriátrica y Gerontología
– 12 colaboraciones (capítulos) en publicaciones (libros) del ámbito de la Fisioterapia y de la Geriatría
– 3 artículos en Revista de la SEGG
– 10 artículos en Revista de la AEF
– 2º premio a la mejor comunicación Congreso Europeo de Gerontología (Madrid)

– Premio a la mejor comunicación social XVI Congreso de la SEGG.

Fuente de Información Original Post Polio Madrid, consultar su enlace.
Visita: http:www.postpoliomadrid.com

Esta entrada fue publicada en Salud, Poliomielitis, Síndrome de Post Polio(SPP) y Más. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a II CONGRESO INTERNACIONAL SOBRE SPP por la Dra. Ana Águila.

  1. maria estela dijo:

    hola ,agradesco esta informacion porque cada ves comprendo mas lo que me esta pasando en mi cuerpo lo cual no comprendia y en ocaciones yo pensaba que yo lo estaba imaginando y me sentia muy culpable por sentir estos dolores tan fuertes y que cansan y me deprimen mucho, aunque aqui en mexico, los medicos no nos creen, a mi me atiende un reumatologo en el IMSS y cuando me consulta y le digo que mis brazos me duelen mucho al movimiento no me cree, y que me falta fuerza en mis brazos y mis piernas tampoco me cree, pero en fin tengo que seguir a delante lo que me consuela es que no lo estoy inventando, muchas gracias espero y deseo que sigamos en contacto. Que a todos mejor y adelante.

  2. POSTPOLIO SÍNDROME DE ALTA FRECUENCIA dijo:

    Maria Estela cada vez que tengas dudas del tema SPP, por favor escribeme directamente a mí correo y con todo gusto te envió lo que requieras. No te sientas nunca culpable , no eres culpable nada, en efecto esto deprime mucho como digo yo me sentía como bicho raro hasta que encontre qué es el SPP.Esperemos que en IMSS en el ISSTE etc el año entrante haya mayor sensibilización entre los médicos.Mira estoy precisamente escuchando que "el paciente que se entera de su padecimiento ayuda mucho a los médicos" lo están pasando en la TV… nada es coincidencia el tema es PARKISON muy interesante el tema.Claro vamos a seguir adelante siempre adelante y lleva a esos médicos copias de los artículos de SPP para que los lean, eso ayuda mucho, por supuesto seguiremos en contacto pero qué te parecen en forma personal? postpoliolitaffac@hotmail.com Un abrazo fuerte y un beso Lily

Gracias por tu comentario APPLAC-

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s