Post Polio Los problemas respiratorios del SPP ¿Qué es la neumonía?


 

 

 

 

¿Porqué la importancia de incrementar los cuidados en personas con Síndrome de Post Polio para no contraer Neumonia? 

Los problemas respiratorios del SPP ocurren principalmente en aquellos que necesitaron ventilación en el momento de la poliomielitis aguda, pero pueden padecerlos también aquellos que no presentaron problemas respiratorios previos.

La debilidad de los músculos respiratorios es la causa principal de la insuficiencia respiratoria en los pacientes con pospoliomielitis. Sin embargo, otros factores causales o contribuyentes incluyen la hiperventilación central debida a daño previo por la poliomielitis bulbar, escoliosis, quifosis, respiración irregular durante el sueño, obesidad, otras enfermedades pulmonares, consumo de tabaco y enfermedad cardíaca.

Cualquier factor contribuyente a los problemas respiratorios que pueda corregirse debe eliminarse o tratarse. Todos los pacientes con disfunción respiratoria deben recibir la vacuna neumocócica e inyecciones anuales antigripales. La ayuda ventilatoria puede servir a los que tienen hipo ventilación o irregularidades de respiración durante el sueño. Los métodos no invasivos son preferibles a causa de la mayor tolerancia y menor frecuencia de complicaciones.  El oxígeno complementario debe usarse por lo general sólo en pacientes hipoxémicos agudamente enfermos con una enfermedad pulmonar intrínseca, después de que se haya controlado hasta lo posible la ventilación alveolar y las secreciones de las vías respiratorias con ayudas musculares respiratorias.

La irregularidad respiratoria durante el sueño, común en los pacientes con pospoliomielitis, debe identificarse y tratarse. La apnea durante el sueño que no se trata puede llevar con el tiempo, a una insuficiencia cardiopulmonar.

La respiración glosofaríngea, a veces llamada “respiración de rana”, es un método de proyectar burbujas de aire a los pulmones usando la lengua y los músculos faringeales y puede enseñarse a los pacientes dependientes de la ventilación para conseguir períodos de respiración sin el ventilador.March of Dimes Birth Defects Foundation (March of Dimes

                                               ¿Qué es la neumonía?

 
                                                          
 

 

¿Qué es la neumonía?

Enfermedad debida a la inflamación del tejido pulmonar, puede afectar grandes áreas (segmentos o lóbulos), los alvéolos (neumonía alveolar o genuina), o el intersticio (neumonía intersticial o neumonitis). Existen la neumonía adquirida en la comunidad y en el hospital.

 

¿La neumonía es grave?

Sí, durante la neumonía los sacos de aire de los pulmones se puedan llenar de líquido lo cual hace difícil que el oxígeno llegue a la sangre, ocasionando que las células del cuerpo no funcionen adecuadamente, la infección que se disemina rápidamente por la sangre invade todo el cuerpo, si no se atiende a tiempo puede ser muy grave. Una “simple” gripa no atendida a tiempo, puede convertirse en una neumonía y poner en riesgo la vida.

 

¿De que tamaño es el problema en México?

Cada año ocurren más de 150,000 neumonías (172,132 en el año 2005) y más de 10,000 muertes (2.5% de todas las muertes), son más frecuentes en niños y personas de la tercera edad, muchas de ellas se pudieron haber evitado. En el INER las neumonías se encuentran entre las primeras cinco causas de enfermedad y es la primera causa de muerte hospitalaria.

 

¿Cuáles son las causas de la neumonía?

La neumonía es causada por bacterias, virus, hongos y otros gérmenes, los más frecuentes:  Streptococos p., Micoplasma pneumonie, Chlamydia p., Haemophillus influenzae, Virus respiratorio, Legionella, Mycobacterium tuberculosis, hongos endémicos, Estreptococos p. resistente a fármacos, Bacterias (+)y virus atípicos, Gram (-), Moraxella c. y Anaerobios.

 

Aunque es poco común las neumonías pueden ser causadas por aspiración de alimentos, líquidos, gases o polvo, los cuerpos extraños o la obstrucción de los bronquios, como un tumor, pueden contribuir a que el paciente contraiga neumonía.

 

¿Quiénes se pueden enfermar de neumonía?

Toda la población, sin embargo existen grupos con mayor riesgo entre ellos los niños y las personas de edad avanzada, pacientes con defensas bajas (diabéticos, alcohólicos, enfermos del corazón, de los pulmones ú otras infecciones (ej. VIH/SIDA), los que se recuperan de una cirugía, o con tratamiento que debilita las defensas (ej. Esteroides), mujeres embarazadas, personas con debilidad ó fatiga crónica (ej. desnutridos, sujetos a estrés, o que trabajan compulsivamente).

 

¿Cómo se pueden adquirir los virus, bacterias, hongos y otros microbios de la neumonía?

Las bacterias, virus, hongos y otros microbios están presentes en la garganta de personas enfermas y sanas, lo anterior aunado a la disminución de las defensas en el cuerpo ocasionan junto con otras causas que la persona se debilite y enferme.

 

¿Existen diferentes tipos de neumonía?

Hay diferentes tipos de neumonías dependiendo del lugar donde se adquieren: 1) Neumonía Adquirida en la Comunidad (NAC), 2) Hospital, o 3) Urgencias. Las neumonías se clasifican según su gravedad: a) NAC leve, b) NAC moderada, c) Neumonía grave sin pseudomona y d) Neumonía grave con pseudomona, ello orientará al médico al mejor tratamiento.

 

¿Cuáles son los datos para sospechar la presencia de neumonía?

Puede ser de inicio gradual o repentino, es parecida a la gripe con fiebre alta 39º-40º C, dolor de cabeza, dolores musculares, debilidad, escalofríos, dificultad para respirar (disnea) a veces aparece un color azulado en los labios y uñas, en 12 a 36 horas se agrava la falta de aire, respiración rápida (taquipnea), dolor agudo en el pecho, la tos empeora produciendo flema abundante blanca, verdosa o con sangre, sudor, taquicardia (latidos rápidos y frecuentes del corazón), en ocasiones desorientación, en estos casos se requiere hospitalización de urgencia por el riesgo de muerte.

 

Neumonía por Micoplasma generalmente leve, tos en accesos, flema blanca en poca cantidad, en ocasiones fiebre y escalofríos, náusea, vómito, cansancio y debilidad por varias semanas.

 

¿Cuál es el tratamiento para las Neumonías?

El tratamiento debe administrarse los más pronto posible, de ello depende la buena evolución, los jóvenes tienen amplias posibilidades de recuperarse en poco tiempo si su sistema inmunológico no está muy debilitado. No hay un tratamiento efectivo para las neumonías virales, generalmente curan solas. La mayoría de las personas pueden ser tratadas en su casa, pero el médico determinara si necesita o no hospitalización.


Los antibióticos utilizados para el tratamiento de las neumonías dependen del agente que la causa, su selección es decisión del médico y aunque el paciente se sienta mejor, es necesario continuar el tratamiento conforme a las indicaciones del médico, de lo contrario la neumonía puede volver y las recaídas suelen ser muy graves. Además de los antibióticos en algunos pacientes es necesario el uso de oxígeno, y medicamentos contra el dolor, fiebre e inflamación.

 

¿Es necesario estar en reposo?

Se requiere reposo al inicio, las personas jóvenes pueden volver a su vida normal en un par de semanas, sin embargo adultos mayores o tercera edad pueden requerir semanas para recuperar su fuerza, vigor y bienestar. Las personas que se recuperan de neumonía por micoplasma pueden sentir debilidad por un período de tiempo más prolongado.

 

¿Cómo se puede prevenir la neumonía?

1)       Debido a que la neumonía es una complicación común de la gripe, una buena manera de prevenirla es vacunarse contra influenza cada año.

a)    La vacunación contra influenza es cada año de septiembre a diciembre.

b)    Obligatoriamente deben recibir la vacuna de influenza: personal que trabaje en hospitales, bebés de 6 a 26 meses de edad, adultos mayores, enfermos de problemas respiratorios crónicos (asmáticos, pacientes con EPOC) o con enfermedades cardiacas.

2)       También existe la vacuna contra la neumonía causada por el Neumococo, su médico lo puede ayudar a decidir si usted o un miembro de su familia necesitan vacunarse.

a)    Las personas que están en mayor riesgo de neumonía por neumococo son: pacientes con enfermedades crónicas (de los pulmones, del corazón, riñones), anemia o diabetes, personas que se están recuperando de enfermedades graves, personas en asilos, adultos mayores de 65 años de edad.

b)    En general, la vacuna se aplica una sola vez. Pregunte a su médico si es necesario que lo vuelva a vacunar.

3)       A menudo la neumonía es complicación de enfermedades respiratorias comunes, por ello la medida preventiva más importante es vigilar que los síntomas respiratorios no perduren por mucho tiempo, o se deterioren en lugar de mejorar.

4)       Los buenos hábitos de salud, la buena alimentación e higiene, el descanso y el ejercicio físico, aumentan la resistencia a todas las enfermedades de las vías respiratorias y ayudan a la recuperación rápida.

5)       Durante la temporada invernal se recomiendan algunas medidas generales para evitar o controlar enfermedades como la influenza y neumococo esto puede prevenir la ocurrencia de neumonías.¿Además de la vacuna existen recomendaciones para evitar la Influenza? 

En el INER contamos con vacuna para influenza y neumococo. Información: Servicio de Medicina Preventiva, Teléfono 56-66-45-39  Ext 189.

Neumococo, preguntas frecuentes

 

¿Qué es el Neumococo?

Es una bacteria que puede provocar infecciones graves como meningitis, neumonía, infección en la sangre, sinusitis y otitis. Puede ser peligrosa en niños pequeños y ancianos. Es más frecuente en invierno, se contagia principalmente por vía respiratoria.

 

¿Qué es la infección neumocóccica?

El Neumococo vive naturalmente en los humanos, muchas personas la tienen y nunca se enferman (portador) y se enferman cuando la respuesta inmune no es la adecuada (baja de defensas del organismo o en niños pequeños por que su sistema inmunológico no ha “madurado”. Las infecciones por Neumococo ocurren con mayor frecuencia durante el invierno.

 

¿Cómo se contagia el Neumococo?

De persona a persona a través de pequeñas gotitas de saliva (toser, estornudar, hablar, cantar) o por contacto directo (las manos, cuando el enfermo o portador no se las lava, los besos). La enfermedad puede extenderse rápidamente, sobre todo en lugares cerrados (estancias, guarderías infantiles, escuelas, asilos, albergues entre otros).

 

¿Quienes tienen más riesgo de enfermar por el Neumococo?

Niños pequeños que no han desarrollado su sistema inmunológico totalmente, personas con enfermedades que afectan el sistema inmunológico (VIH/SIDA, cáncer, enfermedad crónica del pulmón, corazón o riñón), personas con trasplante de algún órgano o médula ósea, y a quines se les ha quitado el bazo o éste no les funciona bien.

 

¿Cuáles pueden ser los signos o síntomas para sospechar infección por Neumococo?

Meningitis:     fiebre alta, rigidez del cuello, dolor de cabeza, vómito, cansancio extremo y/o irritabilidad, pérdida del apetito, convulsiones.

Neumonía:    tos acompañada de flemas amarillo-verdosas o con sangre y son espesas, fiebre alta, dificultad para respirar o dolor de pecho, cansancio extremo, respiración rápida.

Sinusitis:     sensación de opresión detrás de los ojos, dolor en la cara, dificultad para respirar por la nariz, goteo retronasal (atrás de nariz y en garganta), catarro prolongado, fiebre, dolor de muelas.

Otitis:     dolor de oído (los niños muy pequeños se jalan la oreja debido al dolor), fiebre, irritabilidad, llanto constante, catarro constante, salida de secreción por el oído.

 

¿Es fácil hacer el diagnóstico de enfermedad por Neumococo?

Es necesario que un médico realice un detallado examen físico y de los síntomas, revisión del historial médico. Es frecuente que se requiera exámenes de Rayos X, sangre, líquido cefalorraquídeo (en meningitis) para que llegar a un buen diagnóstico y evitar complicaciones.

 

¿Cuál es el tratamiento para la enfermedad por Neumococo?

El tratamiento debe ser oportuno (lo más pronto posible), se requiere antibióticos, reposo absoluto en cama y tomar muchos líquidos. En algunos casos es necesario hospitalizar al enfermo, principalmente niños. Desafortunadamente algunas cepas del Neumococo han desarrollando resistencia a los antibióticos, lo cual requiere de otros antibióticos mas potentes.

 

¿Cómo se puede prevenir la enfermedad por Neumococo?

·  Lavarse las manos regularmente con agua y jabón (evita el contagio)

·  Cubrirse la boca y nariz cuando tose, estornude, hable y cante (cubre-boca).

·  Evite el polvo, humo del tabaco y otras sustancias que pueden interferir con la respiración y que hace a los niños más propensos a enfermarse.

·  Aplicar una vacuna contra Neumococo ofrece a los niños y adultos mayores la protección contra infecciones. Es más eficaz contra las enfermedades graves (bacteriemia, la meningitis y la neumonía), puede ser eficaz para prevenir otitis y sinusitis. La vacuna antineumocóccica es muy segura.

 

¿Quién debe recibir la vacuna?

La vacuna se puede aplicar a niños y ancianos, sin embargo los grupos prioritarios son:

 

      Niños menores de 2 años de edad se aplica a los 2, 4, 6 meses de edad y el refuerzo entre los 12 meses de edad.

          Adultos mayores de 60 años.

          Niños entre los 2 y 5 años con problema de salud y los pone en riesgo de adquirir el Neumococo como son: enfermedad cardiovascular crónica, enfermedad pulmonar crónica (excluyendo el asma), diabetes mellitus, drepanocitosis, falta del bazo, fístula del líquido cefalorraquídeo, insuficiencia renal crónica, síndrome nefrótico, infección por el VIH sintomática o asintomática, inmunodeficiencias, neoplasias, y trasplantados de órganos sólidos y progenitores hematopoyéticos.

    La vacuna contra el Neumococo puede aplicarse a niños mayores de 5 años, aunque el riesgo de infecciones por Neumococo disminuye después de esa edad.

 

¿Existe alguna reacción por la vacuna antiNeumococo?

La mayoría de los niños no presenta reacción a la vacuna, cuando ocurren por lo general son leves y temporales como: hinchazón, enrojecimiento, dolor en el sitio de aplicación, fiebre de leve a moderada, irritabilidad, dolor de cabeza o muscular. Los síntomas pueden empezar en las primeras 24 horas después de su aplicación y normalmente desaparecen entre 48 a 72 horas. Para cualquier información es conveniente que consulte a su médico.  En el INER contamos con la vacuna para el Neumococo. Información: Servicio de Medicina Preventiva, Teléfono 56-66-45-39  Ext 189. “Trabajamos por la Salud respiratoria de la sociedad”

 

PREVENCION

El suplemento con vitamina C puede tener efectos preventivos en las poblaciones con una elevada incidencia de neumonía y puede tener efectos terapéuticos en poblaciones con niveles bajos de vitamina C en plasma.

La neumonía es la infección de los pulmones causada por bacterias, virus u otros agentes infecciosos. Su diagnóstico clínico es a veces difícil. La neumonía es más frecuente en niños pequeños y en ancianos. En los países en desarrollo causa dos millones de muertes anualmente entre los niños pequeños. En los EE.UU. es la causa más frecuente de muerte por infección. La vitamina C se identificó a comienzos del siglo XX. Las sugerencias de que una de sus funciones biológicas puede ser el resistir las infecciones son apoyadas por numerosos estudios en animales. Se buscaron los estudios en humanos. Se encontraron tres ensayos que estudiaron si la vitamina C previene la neumonía. Dos de los ensayos preventivos estudiaron a soldados y el tercero estudió a niños en un internado del Reino Unido en los años cuarenta. Dos ensayos adicionales investigaron si la vitamina C podía ayudar a curar la neumonía. Uno estudió pacientes de 66 a 94 años de edad con neumonía en el Reino Unido. El beneficio estaba restringido a los que estaban más enfermos y tenían niveles bajos de vitamina C. En el otro ensayo, en la antigua Unión Soviética, no se describieron los antecedentes sociales y nutricionales de los pacientes. En términos generales, los resultados de los cinco ensayos identificados indicaron que la vitamina C es beneficiosa para prevenir y tratar la neumonía. Sin embargo, estos ensayos se realizaron en tan extraordinarias condiciones que los resultados no pueden aplicarse a la población general. Se necesita más investigación; pero entretanto, puede ser razonable el suplemento a los pacientes con neumonía que tienen niveles bajos de vitamina C en plasma debido a su seguridad y bajo costo.De La Biblioteca Cochrane Plus, número 3, 2008. Oxford.

Prevención: Debido a que la neumonía es una complicación común de la gripe, una buena manera de prevenirla es vacunarse contra la Influenza cada año. La campaña de vacunación comienza en Septiembre y termina en Diciembre. Las personas que deben recibir una dosis anual obligatoria son: Personal que trabaje en hospitales, bebés de 6 a 26 meses, adultos  mayores, enfermos respiratorios crónicos (asmáticos, pacientes con EPOC) o con enfermedades cardiacas.

También hay una vacuna contra la neumonía causada por el Neumococo, un tipo de neumonía bacteriana. Su médico lo puede ayudar a decidir si usted o un miembro de su familia necesitan vacunarse.
En general, las personas que están en mayor riesgo de contraer esta neumonía son pacientes con enfermedades crónicas, como enfermedades de los pulmones o del corazón, trastornos de los riñones, anemia o diabetes, personas que se están recuperando de enfermedades graves, personas en asilos, adultos mayores de 65 años de edad.  En general, la vacuna se aplica una sola vez. Pregunte a su médico si es necesario que lo vuelva a vacunar.

Debido a que la neumonía a menudo sigue a las enfermedades respiratorias comunes, la medida preventiva más importante es prestar atención a los síntomas de problemas respiratorios que perduren más de unos días. Los buenos hábitos de salud, la buena alimentación e higiene, el descanso y el ejercicio físico, aumentan la resistencia a todas las enfermedades de las vías respiratorias. También ayudan a la recuperación rápida.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar. Guarda el enlace permanente.

Gracias por tu comentario APPLAC-

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s